Dormir con las manos agarradas o entrelazadas, su uso y significado

Dormir con las manos entrelazadas

A la hora de dormir, cada persona tiene su postura favorita en la que se siente más cómoda para conciliar el sueño. Si bien es cierto que existen muchas posturas, la que vamos a analizar ahora es, en concreto, la postura de dormir con las manos entrelazadas.

¿Qué significa dormir con las manos agarradas?

Para analizar qué significado podría tener dormir con las manos agarradas, recordemos primero los distintos significados de las manos entrelazadas en general.

En el artículo «Las manos unidas: ansia, negatividad o frustración» analizamos distintas circunstancias en las que estar con las manos unidas o agarradas podía tener significados negativos. ¿Tiene estos mismos significados cuando se utiliza esta postura para dormir?

No necesariamente, por ejemplo, para comenzar, debemos hacer una distinción entre si unimos las manos para dormir una siesta o para dormir por la noche.

Diferencias entre agarrar las manos para dormir por la noche y para dormir una siesta.

En el caso de la siesta, es muy común unir o entrelazar las manos debido a que a veces dormimos sentados o en una postura en la que los brazos podrían caer si no los apoyamos en algún lugar, por lo que al entrelazar las manos, le damos cierta sujeción a los brazos para ese momento de descanso, y puede que nada tenga que ver con el estado de ánimo o las emociones de la persona.

En cambio, a la hora de dormir por la noche, el hecho de entrelazar las manos sí que podría tener algún significado, ya que en una superficie como es la cama se podrían descansar los brazos sin necesidad de sujeción. En este caso, que una persona junte sus manos o las entrelace para dormir, sí que puede tener el significado de estar reprimiéndose, o estar conteniéndose algo, ya que su significado es muy parecido al de juntar las manos en otras circunstancias, y podría revelar ansia o frustración.

Por ejemplo, una persona podría estar preocupada por algún asunto sobre su trabajo, o quizás por problemas económicos o familiares, y a la hora de dormir se agarre las manos. Esta postura transmite cierta sensación de seguridad, ya que uno se siente más «agarrado», aunque sea consigo mismo. El estar agarrado o sujeto de esa manera, con las manos unidas con firmeza, también permite que se pueda recibir cierto alivio en el caso de tener ansia o estar frustrado.

Dormir con las manos entrelazadas también puede tener un significado positivo

Una chica descansa o está durmiendo con las manos entrelazadas detrás de la cabeza

Por último, también hay que prestar atención al lugar donde se sitúan las manos agarradas. Si las manos unidas están situadas detrás de la cabeza a la hora de dormir o echar una siesta, el significado es completamente distinto y en este caso tendría más relación con la postura de la catapulta, que tiene un significado positivo de relajación.

¿Y tú?¿Cuál es tu postura favorita para dormir?¿Tienes algún sitio preferido donde poner la manos para conciliar el sueño más rápidamente?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *