Estás en: Inicio >Posts Tagged ‘posturas

La postura del pie adelantado.

Postura del pie adelantado

Cuando estamos de pie, sin movernos, a veces dejamos caer todo el peso del cuerpo sobre una sola pierna, o sobre una sola cadera, cuando esto pasa, lo normal es que una de las piernas quede mas bien recta y la otra un poco flexionada, dejando ese mismo pie un poco adelantado con respecto al resto del cuerpo, esto es lo que se llama la postura del pie adelantado.

Precisamente se llama “pie adelantado” porque es como si nuestro pie estuviera por delante del cuerpo no solo físicamente, sino también en cuanto a pensamientos.. la explicación: el pie adelantado siempre estará señalando hacia la dirección a la que queramos ir en un futuro inmediato. Es decir, si vemos a una persona hablando con otra en un cruce de cuatro calles, mirando sus pies podremos deducir qué dirección tomará al finalizar su conversación con una muy alta probabilidad de acierto.

Ella podría estar incómoda, querer irse (si apunta hacia la salida), o simplemente tiene pensado ir hacia su derecha tras la foto.

La postura del pie adelantado tiene más detalles, por ejempo, si son varias las personas que están hablando, cuando alguna de ellas está señalando a otra con el pie puede indicar que tiene afinidad con esa persona, que es la que más interesante le parece, que es con la que está más de acuerdo con lo que dice o que es una persona que le resulta atractiva. Sin embargo, si en la misma circunstancia una de las personas tiene la postura del pie adelantado pero no señala a nadie del grupo o señala hacia alguna salida con el pie, quiere decir que no le interesa la conversación, no está de acuerdo, o quiere irse.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Bajar la cabeza y levantar la vista: una buena técnica de seducción.

La cara hacia abajo y la mirada levantada.

Para las mujeres, esta es una postura que puede ayudarlas a la hora de seducir a un hombre. Se trata de bajar la cabeza levemente manteniendo la mirada hacia los ojos de la otra persona. Pero.. ¿Qué hace que esta postura haga a la mujer más llamativa para los hombres?

El secreto reside en varios factores, primero.. al bajar la cabeza la mujer deja descubierto el cuello, sobretodo si baja la cabeza un poco ladeada (como en la foto de abajo), esto hace que el hombre pueda observar esa parte “sensible” de la mujer, dando la impresión de que a ella no le importa estar indefensa ante él, lo que a su vez genera confianza.

Por otra parte al mantener la mirada alta y fija en la otra persona, la mujer aumenta los rasgos que son propios de la niñez, es decir, los niños pequeños siempre tienen que levantar la vista para mirar a otra persona, así que al hacerlo la mujer genera una sensación de paternidad en los hombres que hace que tengan la necesidad de protegerla, como harían con un niño pequeño.

Cuando bajamos la cara y miramos hacia arriba, nuestros rasgos parecen los de un niño, generando una reacción de paternidad.

Por último, otro rasgo que hace más agradables a las mujeres cuando hacen este gesto, es que al mirar hacia arriba, los ojos se hacen sensiblemente más grandes, lo que algunas veces  es bastante perceptible y otras veces no es visible a simple vista, pero como ya sabemos, el cerebro capta todas esas señales de todos modos.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Los tres estados de observación.

Si nos gusta analizar los gestos de las personas, debemos tener en cuenta que una misma persona puede comportarse de varias formas distintas dependiendo de las circunstancias, en concreto se puede comportar de tres formas distintas:

En nuestro primer día de trabajo actuamos como si estuvieramos siendo observados.

Siendo observada: La persona sabe con total seguridad que alguien la está observando, así que se comportará y hará gestos y posturas de forma forzada, no naturales. Esto ocurre en varias situaciones, por ejemplo cuando alguien entra en su primer día de trabajo o cuando su jefe está cerca se comportará como si hiciera mucho trabajo y tuviese mucho que hacer, o durante el cortejo, el hombre o la mujer se comportará de la forma más apropiada para gustarle a la otra persona.

Probablemente siendo observada: Este comportamiento lo tiene la persona que sabe que aunque parece que no haya nadie mirandola directamente, existe la posibilidad de que alguien la observe en un determinado momento o alguien pueda estar observandola sin que ella tenga constancia. Ejemplos de personas que se sienten probablemente observadas son una chica que camina por una calle vacía pero que sabe que alguien podría estar mirandola desde una ventana, o una mujer que está en un mercado donde cada uno está atento a sus cosas pero alguien podría mirarla en un determinado momento.

Solo cuando estamos a solas nos comportamos de forma natural.

No siendo observada: Esta forma de comportarse la tienen las personas que creen que están absolutamente a solas o que no es probable que nadie las mire, por ejemplo los conductores a menudo se comportan de esta manera, ya que al estar en el vehículo lo perciben como un espacio personal y por ello se comportan de forma más natural (y a veces desde el vehiculo de al lado vemos como el otro conductor se está urgando la nariz pensando que no está siendo observado). Las personas también se comportan de forma “no siendo observadas” cuando están con alguien con quien tienen mucha confianza, como por ejemplo con amigos muy allegados o con su pareja.

En definitiva, lo que queremos decir que es al observar a una persona debemos tener mucho cuidado a la hora de interpretar los gestos y el lenguaje corporal, ya que una persona que crea que está siendo observada no se comportará igual que si pensara que probablemente alguien la mirará, pero sobre todo, si de verdad queremos saber cómo es una persona, tendremos que observarla cuando esté en el estado de “no siendo observada”, ya que es solo en ese estado en el que las personas se comportan de manera natural, siendo ellas mismas.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

La posición de la cara en bandeja.

La cara en bandeja

La posición de la cara en bandeja nos indica que la persona que la realiza se siente atraida por alguien que está necesariamente cerca, tal vez sentado justo enfrente, quizás en la misma mesa o en algunas ocasiones en la misma sala. Esto es así ya que cuando se le pone a alguien la cara en bandeja lo que se busca es que esa persona pueda contemplar bien la cara y los rasgos faciales de quien la hace, y generar así más poder de atracción.

Se trata de poner las dos manos juntas (una palma sobre el dorso de la otra o los dedos entrelazados) y situar la cara sobre ellas, de esta forma, tal como indica el nombre de la postura, estamos ofreciendo nuestra cara en bandeja a otra persona. Para la posición de la cara en bandeja es necesario tener un sitio de apoyo o estar sentado y, aunque para realizar esta postura solo hacen falta las manos, muy a menudo suele ir acompañada de una sonrisa, un parpadeo más continuado de lo normal, o la cara levemente inclinada hacia alguno de los lados.

Algunas variantes de la postura de la cara en bandeja.

Las caracteristicas de esta postura es que solo suelen utilizarla mujeres y hombres homosexuales, hay alguna variación en cuanto a la forma en que se ponen las manos bajo la cara, por ejemplo, las manos podrían estar hacia afuera de modo que se juntasen las muñecas y la cara se sostuviera con las palmas de las manos (aunque esta posición es mucho más evidente, y es más común utilizarla cuando se está enamorado y escuchando atentamente a otra persona), de cualquier forma hay que prestar mucho cuidado a esto ya que si lo que hacemos es apoyar la cabeza sobre las manos o sobre un puño cerrado, tendrá connotaciones negativas, así que para estar seguro de que es la postura de la cara en bandeja, las manos deberán estar extendidas y la cara sobre ellas, no apoyada totalmente en ellas.

Imagenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Un error común al analizar emociones.

Al ocultar emociones nos centramos en nuestra cara

Hay un refrán que dice que “la cara es el espejo del alma” dando a entender que lo que sentimos en el alma se ve reflejado en nuestra cara, y no le falta razón. A menudo se pueden ver en nuestro rostro las emociones que estamos sintiendo; la forma en que se tensan los músculos tanto de la cara como de los labios, la apertura de los ojos y las fosas nasales, la posición de las cejas, etc.. nos da información para saber si una persona está enfadada, feliz, triste o asustada, entre otras cosas.

Sin embargo, hay que tener cuidado al pensar que podemos saber lo que está sintiendo una persona con solo mirarle a la cara, ya que a la hora de ocultar sentimientos, la cara es una de las partes del cuerpo más fáciles de manejar para ocultar nuestras emociones. Muchas personas que se sienten tristes pueden emplear la sonrisa y otros rasgos faciales para “disimular” su tristeza, o una persona que esté enfadada quizás quiera pasar inadvertida para evitar algunos problemas.

Entonces, ¿cómo podemos analizar mejor las emociones de los demás?, es muy sencillo. Como decíamos antes, sabemos que la cara es la parte del cuerpo que va a reflejar nuestro estado de ánimo a los demás, así que cuando queremos “ocultar” lo que sentimos, será la expresión facial lo primero que intentemos cambiar, es tanto así, que las personas centran todo su empeño en cambiar su cara pero se olvidan de darle importancia al resto del cuerpo, esto quiere decir que sus pies, brazos, piernas, manos y su postura y expresiones físicas en general nos seguirán ofreciendo información acerca de sus sentimientos.

Algunos factores pueden dejar al descubierto nuestras verdaderas emociones

De todos modos, aunque la persona intente cambiar su rostro, hay algunos factores que pueden hacer salir a la superficie sus verdaderos sentimientos, por ejemplo puede que la persona no pueda controlar su expresión todo el tiempo y haya “fugas emocionales” de vez en cuando y puedan verse en su rostro sus verdaderas emociones , pero para percatarse de estas fugas hay que estar muy atento y ejercer perspicacia. Por otra parte también existen las microexpresiones, que son pequeños músculos o tendones en nuestra cara que son casi imperceptibles a la vista pero que el cerebro puede reconocer, estas microexpresiones seguirán delatando a la persona incluso tras su esfuerzo por “enmascararse”, pero las microexpresiones son mucho mas dificiles de analizar conscientemente, de hecho, para los estudios realizados sobre microexpresiones es necesario grabar a las personas en video y observarlo con detenimiento varias veces.

Por lo tanto, si queremos saber cómo se siente una persona, no podemos caer en el error de observar solo su rostro, también deberemos inspeccionar el resto del cuerpo y sus posturas. Del mismo modo, si queremos “ocultar” nuestras emociones deberemos tener cuidado de darle al cuerpo también la importancia debida a la hora de “disimular”.

Imagenes:  Photoxpress y StockVault

Etiquetas: , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 3 de 4 « 1  2  3  4 »