Estás en: Inicio >Posts Tagged ‘pensamientos

Los brazos cruzados: una barrera natural ante algo que no nos gusta o nos desagrada.

Los brazos cruzados

Cuando nos acercamos a un niño pequeño al que no le agradamos, no es raro que el niño ponga mala cara y se vaya detrás de uno de sus padres, poniendolo entre él y nosotros a modo de barrera para protegerse. Es normal que los niños pequeños hagan esto, sin embargo cuando nos vamos haciendo mayores no es propio que sigamos escondiendonos detrás de otras personas u objetos cada vez que se nos acerca alguien que no nos agrada.

Por eso, a medida que vamos haciendonos mayores, dejamos de usar a nuestros progenitores y a los objetos como barrera y comenzamos a usar otro tipo de barrera: nuestros propios brazos. Es decir, cuando a un hombre adulto se le acerque su jefe para hablar de algo que va a tener para él consecuencias negativas (que no es agradable), en vez de poner mala cara y situarse detrás de su compañero de trabajo, lo que hará será disimular esa reacción y creará una barrera “ficticia” cruzandose de brazos.

El joven está relajado, pero cuando se acerca su jefe se cruza inconscientemente de brazos, creando una barrera de protección ante algo que no le agrada.

Hay que mencionar que el cruce de brazos, al igual que los demás gestos, tiene varios significados que, como siempre, dependerán del contexto y de los demás gestos. Por ejemplo, si vemos a una mujer cruzada de brazos no siempre significará que algo no le agrada, y tampoco se cruzará de brazos siempre que algo no le agrade. Sin embargo, el significado negativo, es decir, por protección o por desagrado, es comúnmente el más acertado cuando alguien se cruza de brazos, a su vez, el desagrado o protección no tiene por qué ser ante una persona, puede ser que una alguien se cruce de brazos porque esté viendo una pelicula o se esté hablando de algún tema que no le gusta.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Las manos unidas: Ansia, negatividad o frustración.

Las manos unidas

Cuando vemos a una persona con la posición de las manos unidas, es decir, las dos manos juntas, ya sea con la palma de una en el dorso de la otra o con los dedos de las dos manos entrelazados, quizás genere en nosotros la idea de que esa persona está segura de sí misma, sobretodo cuando la postura va acompañada de una sonrisa, sin embargo… las investigaciones demuestran que su significado está lejos de ser ese.

El gesto de las manos unidas revela represión, ansia, o negatividad. Es decir, una persona que quizás quiera participar en una conversación pero no está seguro de si lo escucharán o no, quizás no hable y adopte esta postura del mismo modo que la adoptaría otra persona que quizás no tiene mucho tiempo y espera impaciente que los demás acaben su comida para salir del restaurante.

Más cosas… si este gesto lo utiliza una persona que está intentando conseguir un trato, o quizás está participando en una conversación en la que se ha de llegar a un acuerdo, quiere decir que no le están convenciendo demasiado los argumentos que se están presentando, y si la persona que adopta esta postura es la misma que ofrece los argumentos, será porque piensa negativamente y cree que sus propios argumentos no van a convencer a los demás.

Ya sea que las manos unidas vayan acompañadas de otros gestos negativos o positivos (como una sonrisa), la postura sigue teniendo el mismo significado.

Al igual que sucede con otros gestos, como por ejemplo con el gesto del ganador, la altura a la que se colocan las manos unidas pudiera indicar el nivel de intensidad de las emociones, esto quiere decir que una persona sentada que tenga las manos unidas a la altura de la cabeza sentirá más frustración, ansias o negatividad que una persona que en la misma situación tenga las manos unidas sobre la mesa o en el regazo.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

La postura del pie adelantado.

Postura del pie adelantado

Cuando estamos de pie, sin movernos, a veces dejamos caer todo el peso del cuerpo sobre una sola pierna, o sobre una sola cadera, cuando esto pasa, lo normal es que una de las piernas quede mas bien recta y la otra un poco flexionada, dejando ese mismo pie un poco adelantado con respecto al resto del cuerpo, esto es lo que se llama la postura del pie adelantado.

Precisamente se llama “pie adelantado” porque es como si nuestro pie estuviera por delante del cuerpo no solo físicamente, sino también en cuanto a pensamientos.. la explicación: el pie adelantado siempre estará señalando hacia la dirección a la que queramos ir en un futuro inmediato. Es decir, si vemos a una persona hablando con otra en un cruce de cuatro calles, mirando sus pies podremos deducir qué dirección tomará al finalizar su conversación con una muy alta probabilidad de acierto.

Ella podría estar incómoda, querer irse (si apunta hacia la salida), o simplemente tiene pensado ir hacia su derecha tras la foto.

La postura del pie adelantado tiene más detalles, por ejempo, si son varias las personas que están hablando, cuando alguna de ellas está señalando a otra con el pie puede indicar que tiene afinidad con esa persona, que es la que más interesante le parece, que es con la que está más de acuerdo con lo que dice o que es una persona que le resulta atractiva. Sin embargo, si en la misma circunstancia una de las personas tiene la postura del pie adelantado pero no señala a nadie del grupo o señala hacia alguna salida con el pie, quiere decir que no le interesa la conversación, no está de acuerdo, o quiere irse.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

La dirección de la mirada: ¿Estamos recordando, inventando o reflexionando?

Recordando una imagen

Nuestro cerebro hace algunas cosas verdaderamente interesantes y sorprendentes, una de ellas tiene que ver con el lenguaje corporal y en concreto con los ojos. Ya sea que estemos hablando, reflexionando o estando en silencio, por nuestra cabeza están pasando constantemente imagenes, sonidos y recuerdos, y éstos, muchas veces tienen una repercusión directa en los ojos, o mejor dicho en la mirada.

Cuando estamos pensando en una imagen, un sonido o un recuerdo, nuestros ojos van dirigidos hacia un lugar en concreto dependiendo de varias cosas, por ejemplo si estamos inventando la imagen se moverán para un sitio distinto de si la estamos recordando, y lo mismo pasa con los sonidos, las reflexiones o los sentimientos. Pero mejor que una explicación extensa acerca de qué significa cada lugar al que se mira, utilizaremos una imagen para ilustrarlo de forma sencilla, de manera que después sea más fácil de recordar.

Cada lugar al que se dirige la mirada significa una cosa distinta

Un problema acerca de interpretar la dirección de la mirada es que cuando estás hablando con alguien, la dirección hacia donde se mueven los ojos a veces es muy dificil de detectar, ya que puede durar un fragmento de segundo y ser casi imperceptible. Sin embargo hay otras ocasiones en que el recuerdo o la invención de las imagenes o sonidos es más intensa y los ojos se quedan situados a un lado u otro durante quizás un segundo o dos.

Un lugar idóneo para poder ejercitarse para analizar la dirección de la mirada es el concurso que se emite en España llamado “Pasapalabra”, aunque de hecho muchos concursos de televisión son buenos para ver este tipo de gestos, este es especialmente bueno porque la cámara enfoca directamente al concursante de frente mientras se le hacen preguntas de varios estilos, haciendo especialmente fácil ver hacia dónde se dirigen los ojos cuando están pensando la respuesta.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Los tres estados de observación.

Si nos gusta analizar los gestos de las personas, debemos tener en cuenta que una misma persona puede comportarse de varias formas distintas dependiendo de las circunstancias, en concreto se puede comportar de tres formas distintas:

En nuestro primer día de trabajo actuamos como si estuvieramos siendo observados.

Siendo observada: La persona sabe con total seguridad que alguien la está observando, así que se comportará y hará gestos y posturas de forma forzada, no naturales. Esto ocurre en varias situaciones, por ejemplo cuando alguien entra en su primer día de trabajo o cuando su jefe está cerca se comportará como si hiciera mucho trabajo y tuviese mucho que hacer, o durante el cortejo, el hombre o la mujer se comportará de la forma más apropiada para gustarle a la otra persona.

Probablemente siendo observada: Este comportamiento lo tiene la persona que sabe que aunque parece que no haya nadie mirandola directamente, existe la posibilidad de que alguien la observe en un determinado momento o alguien pueda estar observandola sin que ella tenga constancia. Ejemplos de personas que se sienten probablemente observadas son una chica que camina por una calle vacía pero que sabe que alguien podría estar mirandola desde una ventana, o una mujer que está en un mercado donde cada uno está atento a sus cosas pero alguien podría mirarla en un determinado momento.

Solo cuando estamos a solas nos comportamos de forma natural.

No siendo observada: Esta forma de comportarse la tienen las personas que creen que están absolutamente a solas o que no es probable que nadie las mire, por ejemplo los conductores a menudo se comportan de esta manera, ya que al estar en el vehículo lo perciben como un espacio personal y por ello se comportan de forma más natural (y a veces desde el vehiculo de al lado vemos como el otro conductor se está urgando la nariz pensando que no está siendo observado). Las personas también se comportan de forma “no siendo observadas” cuando están con alguien con quien tienen mucha confianza, como por ejemplo con amigos muy allegados o con su pareja.

En definitiva, lo que queremos decir que es al observar a una persona debemos tener mucho cuidado a la hora de interpretar los gestos y el lenguaje corporal, ya que una persona que crea que está siendo observada no se comportará igual que si pensara que probablemente alguien la mirará, pero sobre todo, si de verdad queremos saber cómo es una persona, tendremos que observarla cuando esté en el estado de “no siendo observada”, ya que es solo en ese estado en el que las personas se comportan de manera natural, siendo ellas mismas.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 2 de 3 « 1  2  3 »