Estás en: Inicio >Posts Tagged ‘pensamientos

Repetir la pregunta para ganar tiempo para contestar.

La mayoría de las veces cuando alguien nos hace una pregunta no necesitamos pararnos a meditar la respuesta ni a pensar en ella, por el contrario, nuestro cerebro hace en milésimas de segundo las operaciones necesarias para fabricar o pensar en la respuesta a una pregunta, sin embargo, hay veces que una pregunta nos pilla por sorpresa y el cerebro tarda un poco más en buscar o fabricar esa respuesta, en este caso muchas veces de forma automática volvemos a repetir la misma pregunta que nos han hecho, intentando así ganar unos segundos de tiempo mientras respondemos.

¿Estará ganando unos segundos para recordar la respuesta… o para inventarla?

Pero… ¿por qué repetimos la misma pregunta? Podríamos simplemente quedarnos callados mientras pensamos la respuesta, de todos modos será solo 1 o 2 segundos lo que tardemos, sin embargo, usamos la repetición de la pregunta por dos razones: Primera, porque quizás sepamos la respuesta pero necesitemos un momento para pensarla. A ninguno nos gusta parecer tontos o parecer que tenemos poco conocimiento, y eso es precisamente lo que pensamos que parecemos si no respondemos a una pregunta de forma rápida. Por ejemplo, los niños usan mucho esta técnica cuando un profesor les hace una pregunta. -¿Jaime, cuánto es ocho por ocho?, -¿ocho por ocho? 64. La segunda razón puede deberse a que la respuesta no está en nuestra cabeza, es decir, tenemos que inventar o fabricar una respuesta (por ejemplo cuando mentimos acerca de dónde hemos estado), y para eso también usamos la repetición de la pregunta, este método nos hace ganar unas centésimas de segundo para que la otra persona no se dé cuenta de que estamos pensando qué decir. -¿Qué has hecho esta mañana? -¿Esta mañana? No he salido de casa.

Etiquetas: , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

El dedo en la boca, opiniones no expresadas.

Tiene una opinión distinta de lo que escucha.

A veces estamos hablando con alguien y mientras nos escucha pone esta postura. La vemos en muchos sitios, en los debates políticos, en reuniones, discursos o en la calle en una conversación entre dos personas, pero hay una cosa en común en todas estas situaciones: la persona que pone el dedo en la boca es siempre la que escucha.

La verdad es que si uno lo piensa, esa afirmación es obvia, nadie hablaría con el dedo puesto en la boca, pero no es ese el motivo por el que siempre es la persona que escucha la que hace esta postura, el verdadero motivo es que está guardando información, pero, al contrario que con el gesto de  llevarse la mano hacia la cara, este no tiene la connotación de estar mintiendo.

Lo que la mayoría de las veces hace que una persona use este gesto es no tener la oportunidad de hablar, la persona que lo utiliza tiene su propia opinión de lo que se está hablando y le gustaría expresarla, pero quizás no pueda hacerlo (quizás forme parte de un público que escucha un discurso o simplemente no quiera interrumpir a la persona que está hablando), sea como sea, lo más probable es que la persona que se pone el dedo en la boca tenga una opinión distinta o contraria a la que está escuchando, y simbólicamente pone el dedo en sus labios, haciendo un esfuerzo por retener las palabras en su boca mientras escucha.

La lección práctica que podemos sacar sobre este gesto es que si estamos hablando con alguien y vemos que pone el dedo en la boca mientras nos escucha, quizás debamos hacer una pausa para que pueda hablar, o podríamos directamente preguntarle “y tú.. ¿qué opinas?”, y así poder saber su punto de vista, ya que de lo contrario, puede que incluso nunca nos diga lo que está pensando, quizás por no interrumpirnos o por no querer expresar una opinión distinta a la nuestra.

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Grafología: Conceptos básicos (I).

¿Qué es la grafología?

Puede ser que lo primero que nos sugiera la palabra “grafología” es que se trata de algún tipo de adivinación o que está relacionada con las artes mágicas, pero nada más lejos de la realidad, el estudio grafológico no solo no tiene nada que ver con métodos de adivinación sino que, más bien, se trata de un método científico que se basa en la interpretación de los trazos de la escritura para conocer la personalidad y los rasgos psicológicos de la persona que escribe.

¿Por qué aprender a hacer analisis grafológicos?

Si bien es cierto que el lenguaje corporal nos ofrece información instantanea acerca de una persona, para poder obtener esta información tenemos que estar cerca o estar viendo a esa persona, no es así con el estudio grafológico, éste se puede hacer en cualquier momento y lugar, y mientras que el lenguaje corporal hay que analizarlo simultaneamente, para el análisis grafológico puedes dedicar el tiempo que quieras, incluso repasar una y otra vez los mismos trazos para sacar aún más información.

Por último y no menos importante, otra ventaja que tiene el estudio grafológico frente al estudio del lenguaje corporal es que la mayoría de las personas se comportan de forma distinta o “muestran” al mundo una forma de ser que quizás no se adapte del todo a la realidad, intentando controlar sus expresiones y sus gestos, sin embargo nadie presta atención a cómo escribe pensando que alguien podría obtener información con su escritura, así que la persona que es analizada mediante grafología no está a la defensiva y muestra en la escritura su verdadera personalidad.

¿Qué hace falta para hacer un analisis grafológico?

-Por supuesto, hace falta una carta escrita a mano. Ésta debe contener como mínimo unas 20 lineas, y debe ser escrita sobre la marcha, de forma espontánea, es decir, no sirven textos copiados ni dictados.

-El tamaño del papel y el objeto con el que se escribe deben ser los mismos con los que se esté acostumbrado a escribir. Por ejemplo si hay una persona que esté acostumbrada a escribir con pluma, cuando escriba con lápiz o bolígrafo los trazos podrían salir distorsionados. La persona tiene que estar cómoda mientras escribe.

-El papel no debe contener cuadrículas, lineas ni márgenes, ni cualquier dibujo que pudiera guiar a la persona a escribir hacia arriba o hacia abajo. Lo mejor es usar un papel totalmente blanco.

-El escrito debe contener la fecha y la firma, ya que estas también se analizan. Si la persona utiliza varias firmas, se analizarán todas si es posible.

-Por lo tanto, no sirven cosas tales como apuntes de escuela o trabajo, notas breves ni dedicatorias.

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Nuevo tema en Topmente: Grafología.

Estudio grafológico

He empezado a interesarme un poco por el mundo de la grafología para saber cuánto de cierto o falso hay en los analisis que se hacen de forma grafológica, y por ahora estoy viendo que tiene bastante lógica, y también que tiene mucho que ver con el lenguaje corporal y con la psicología, ya que la forma de movernos, el estado de ánimo y lo que estamos pensando cuando escribimos, se ve reflejado en la forma en que escribimos.

Por lo tanto, he visto conveniente que como ya hay una pequeña sección de psicología básica para complementar el analisis del lenguaje corporal en algunos puntos, también pueda ser útil una sección de grafología para llegar a comprender mejor a las personas de las que queremos saber más. Así que a partir de ahora, mientras yo mismo voy estudiando este tema, iré escribiendo de vez en cuando artículos sobre lo más destacado que vaya viendo.

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

¿Quieres saber cómo se siente contigo? Invade su espacio personal.

El espacio personal

En la sociedad hay unas reglas no escritas que definen a cuánta distancia debemos situarnos de otras personas para estar cómodos, esta distancia puede variar entre 15 y 150 centímetros dependiendo de las circunstancias y el entorno, aunque también se puede medir en pasos, inhodoros, asientos, etc.. (para ilustrarlo, podemos hacer que otra persona se sienta incómodo andando demasiado cerca de ella, sentándonos en el asiento contigüo del cine estando la sala vacía, o en el caso de los hombres, utilizando el inhodoro más próximo habiendo otros libres).

Bien, pero lo que nos concierne es cómo saber cuándo hemos invadido el espacio personal de alguien, y es que cada persona puede expresar que se ha invadido su espacio de una forma distinta, o no expresarlo. Es decir, la mayoría de las veces que entremos en el espacio personal de alguien, no habrá respuesta verbal, sino que tendremos que observar el lenguaje corporal para saber si estamos demasiado cerca, así, veremos gestos como desviar la mirada lo más lejos posible de la persona que invade el espacio, cubrirse algunas partes del cuerpo quizás juntando las manos, tocarse zonas de la cara para interponer el codo entre la otra persona y ella misma, posturas como cruzarse de brazos o de piernas para crear una barrera psicológica y/o un cambio radical en el tema de conversación si lo hubiera.

Así pues, hemos visto todos estos gestos de incomodidad que hace una persona cuando alguien invade su espacio personal, entonces ahora podemos volver a la pregunta del principio. ¿Cómo puedo saber cómo se siente conmigo? En este caso el truco será ir acercandote poco a poco, de manera que esa persona pueda determinar que vas a entrar en su espacio personal de forma inminente, y luego.. pues observar los gestos, si llegas a situarte dentro de su espacio personal y permanecer en él durante algún tiempo sin ver en esa persona ninguno de los gestos y posturas de incomodidad que hemos descrito antes, enhorabuena, esa persona se siente cómoda y tiene confianza contigo.

PD: Usar solo con personas conocidas y con cierto nivel de afinidad, si esto se hace con  una persona desconocida, en el 99% de las veces generará una primera impresión negativa y de rechazo hacia nosotros que podría permanecer incluso durante años.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 1 de 3  1  2  3 »