Estás en: Inicio >Posts Tagged ‘mentira

Repetir la pregunta para ganar tiempo para contestar.

La mayoría de las veces cuando alguien nos hace una pregunta no necesitamos pararnos a meditar la respuesta ni a pensar en ella, por el contrario, nuestro cerebro hace en milésimas de segundo las operaciones necesarias para fabricar o pensar en la respuesta a una pregunta, sin embargo, hay veces que una pregunta nos pilla por sorpresa y el cerebro tarda un poco más en buscar o fabricar esa respuesta, en este caso muchas veces de forma automática volvemos a repetir la misma pregunta que nos han hecho, intentando así ganar unos segundos de tiempo mientras respondemos.

¿Estará ganando unos segundos para recordar la respuesta... o para inventarla?

Pero… ¿por qué repetimos la misma pregunta? Podríamos simplemente quedarnos callados mientras pensamos la respuesta, de todos modos será solo 1 o 2 segundos lo que tardemos, sin embargo, usamos la repetición de la pregunta por dos razones:

Primera, porque quizás sepamos la respuesta pero necesitemos un momento para pensarla. A ninguno nos gusta parecer tontos o parecer que tenemos poco conocimiento, y eso es precisamente lo que pensamos que parecemos si no respondemos a una pregunta de forma rápida. Por ejemplo, los niños usan mucho esta técnica cuando un profesor les hace una pregunta. -¿Jaime, cuánto es ocho por ocho?, -¿ocho por ocho? 64.

La segunda razón puede deberse a que la respuesta no está en nuestra cabeza, es decir, tenemos que inventar o fabricar una respuesta (por ejemplo cuando mentimos acerca de dónde hemos estado), y para eso también usamos la repetición de la pregunta, este método nos hace ganar unas centésimas de segundo para que la otra persona no se dé cuenta de que estamos pensando qué decir. -¿Qué has hecho esta mañana? -¿Esta mañana? No he salido de casa.

Etiquetas: , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Los músculos de los ojos nos ayudan a detectar si una sonrisa es falsa o sincera.

Una chica sonriente

Cuando una persona sonríe, solo puede ser por dos motivos, o está contenta, o quiere aparentar estar contenta. No nos preguntaremos por qué sonreimos cuando estamos contentos, ya que es una reacción natural a la felicidad y a la diversión, sin embargo, puede haber circunstancias en las que tengamos que recurrir a la otra opción, aparentar estar felices, contentos o divirtiéndonos, ya sea para no desagradar a un jefe que hace chistes muy malos, para no interrumpir a un amigo que nos está contando una de “sus historias”, etc.. etc..

Pues bien, gracias al lenguaje corporal podemos saber mediante varios gestos y expresiones si una persona está “aparentando” estar contenta, o por el contrario, si su felicidad es sincera. Ahora, en concreto, nos fijaremos en los párpados y en los músculos que rodean a los ojos.

En la cara hay dos clases de músculos que se utilizan cuando sonreimos, unos se llaman zigomáticos mayores y son los que tiran de las comisuras de los labios hacia atrás y levantan las mejillas, y los otros son los orbicularis oculi que se encargan de mover y tirar de los músculos que hay alrededor de los ojos, tapandolos parcialmente, estirándolos o creando pequeñas arrugas en sus extremos, que son las patas de gallo.

Los músculos cigomáticos mayores se pueden emplear de manera consciente para provocar una sonrisa, los orbicularis oculis solo se utilizan inconscientemente cuando la sonrisa es sincera.

Explico los nombres de estos dos conjuntos de músculos porque en la práctica funcionan de forma independiente y son los que podrían indicarnos si la sonrisa es falsa o verdadera. Es decir, el conjunto de músculos formado por los zigomáticos mayores pueden ser controlados de forma consciente, así es que una persona que quiera conscientemente parecer contenta, utilizará estos músculos para tensar los labios y tirar de las comisuras de la boca hacia atrás para así enseñar los dientes y crear una sonrisa; sin embargo los orbicularis oculi se utilizan de forma inconsciente, dando como resultado un estiramiento de piel bajo los ojos, unas arrugas en los bordes y un hundimiento leve de los extremos de las cejas.

Puede ocurrir el caso de que alguien utilice los músculos zigomáticos mayores de forma muy intensa y se levanten mucho las mejillas, dando la sensación de que los músculos de alrededor de los ojos también se mueven o arrugan, así que hay que prestar mucha atención, cuando la sonrisa es verdadera, el párpado cae levemente, los extremos de las cejas se hunden hacia abajo, y a los lados de los ojos se crean arrugas. Esto, por supuesto, puede ser casi imperceptible en algunas personas y en otras ser perfectamente visible.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Las manos en los bolsillos: Su uso para mentir, ocultar detalles o para no participar en una conversación.

Manos en los bolsillos

Hace poco hablabamos de cómo generabamos la sensación de confianza y sinceridad cuando mostrabamos las palmas de las manos, en realidad, mostrar las manos ya es una forma de comunicar que lo que decimos tiene algún valor, pero ahora veremos el efecto que causa hacer lo contrario, es decir, ocultar las manos metiendolas en los bolsillos.

Meter las manos en los bolsillos, como todos gestos, tiene varios significados, pero se puede resumir en las tres cosas que contiene el título, es decir, para mentir, para ocultar detalles, o para no participar en una conversación. Pongamos unos ejemplos para aclarar estos tres puntos:

Un hombre llega a la oficina, donde hay tres compañeros de pie teniendo una conversación, él va y se queda junto a ellos, también de pie y al llegar, mete las manos en los bolsillos. Bien, si no está hablando es evidente que podríamos llegar a la conclusión de que no está mintiendo, puesto que no está diciendo nada, así que en este caso simplemente está demostrando que no tiene nada que decir y no va a participar en la conversación. Si por el contrario entrara en la conversación pero siguiera con las manos en los bolsillos, pudiera estar mintiendo o no contando todos los detalles de la historia.

Las manos en los bolsillos generalmente indican que se está mintiendo, ocultando algún detalle o que no se quiere participar en la conversación.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Las dos formas de la mentira: Ocultar y Falsear.

Una de las definiciones que podríamos dar de la mentira es la siguiente: “No comunicar un asunto a una persona que tiene el derecho de saberlo“. Así.. un joven mentirá a sus padres si les dice que estuvo con un amigo en vez de con otro, y un periodista le mentirá a su jefe si le dice que no recuerda dónde puso la redacción que debió haber entregado hace una hora. En los dos casos se utilizó el método de ocultar y falsear para mentir.

Ocultando la realidad: Se trata simplemente de no comunicar lo que uno sabe. Por lo general, la persona que no quiere que los demás sepan la verdad utilizará el método de “ocultar la verdad”, ya que este es relativamente fácil y tiene algunas ventajas, por ejemplo.. la persona que oculta la verdad no tiene que crear historias ni datos falsos, por consiguiente, no tiene que tener cuidado en recordar los datos inventados para poder comunicarlos de nuevo en el futuro. Esta forma de mentir algunas personas no la consideran tan moralmente incorrecta como el falseamiento, ya que no se distorsiona la verdad ni se comunica datos falsos, y lo argumentan diciendo: “si solo comunico cosas que son ciertas y no digo nada falso, no estoy haciendo nada malo“.

Falseando la realidad: Esta forma de la mentira se utiliza cuando no es suficiente ocultar la verdad, o cuando hay que complementar el ocultamiento para que una persona no llegue a la conclusión de que se le oculta algo. El falseamiento va un paso más allá que el ocultar, ya que en este caso sí hay que inventar o distorsionar la realidad para hacer creer a otra persona algo que no es cierto, e implica ciertas responsabilidades.. como por ejemplo retener los datos ficticios en la memoria para volver a contarlos cada vez que alguien requiera esa información o el hecho de que se descubra por otras fuentes una verdad que contradiga lo que se falsea.

El joven del ejemplo anterior ocultó que estaba con un amigo del que los padres desconfiaban, pero no era suficiente con ocultar, ya que los padres inquerían de él una respuesta para saber con quién había estado, así que tuvo que falsear los datos y decirles que había estado con el amigo en quien los padres sí confiaban. En el otro ejemplo sucede lo mismo, el periodista pudo ocultar durante una hora que todavía no había terminado la redacción, pero cuando su jefe le preguntó sobre la misma, se vio obligado a falsear la realidad para que su jefe no le instigara.

Etiquetas: , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Mostrar las palmas de las manos: Sinceridad, honestidad y franqueza.

En un juramento

Nos encontramos en un juicio en el que se llama a una persona a prestar declaración, así que lo hacen subir al estrado, y le obligan a jurar que “dirá la verdad y nada más que la verdad” mientras sostiene una Biblia en su mano izquierda y mantiene la mano derecha en alto con la palma mirando hacia el jurado. Así es.. junto con la Biblia, las personas muestran la palma de su mano al jurado para transmitir que serán sinceros y dirán la verdad.*

Este es solo un ejemplo en el que se utiliza la palma de la mano para transmitir franqueza, pero la realidad es que cuando queremos que otra persona sepa que estamos siendo sinceros comenzamos a mostrarle más las palmas de las manos, por ejemplo.. cuando alguien pregunta: ¿quién rompió el jarrón?, uno quizás responda “yo no” mientras alza las manos con las palmas hacia la posición de la persona, o alguien de la familia nos diga: “ey! soy de tu familia.. no vas a confiar en mi?” mostrando también las palmas de sus manos.

Cuando somos sinceros o queremos que crean lo que decimos enseñamos más las palmas de las manos mientras hablamos.

Aunque este gesto se realiza inconscientemente cuando estamos siendo sinceros de verdad, puede ser provocado intencionadamente, es decir.. que la persona lo haga de forma voluntaria para convencer a otro que dice la verdad (Esto lo saben por ejemplo lo asesores políticos y les enseñan a hablar al público y a las cámaras mostrando las palmas cuando discursan o hacen algunas promesas electorales). Sin embargo, hay que tener mucho cuidado porque si se utiliza de forma voluntaria al mentir, otras partes del cuerpo podrían contradecir este gesto, lo que haría que la otra persona desconfiara de manera “intuitiva” de tí, aún sin saber por qué..

*Esto es un ejemplo, no sé si el origen de la palma alzada en el juramento tiene relación con el lenguaje corporal, aún así, tiene ese significado.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 1 de 2  1  2 »