Estás en: Inicio >Posts Tagged ‘manos

Las manos unidas: Ansia, negatividad o frustración.

Las manos unidas

Cuando vemos a una persona con la posición de las manos unidas, es decir, las dos manos juntas, ya sea con la palma de una en el dorso de la otra o con los dedos de las dos manos entrelazados, quizás genere en nosotros la idea de que esa persona está segura de sí misma, sobretodo cuando la postura va acompañada de una sonrisa, sin embargo… las investigaciones demuestran que su significado está lejos de ser ese.

El gesto de las manos unidas revela represión, ansia, o negatividad. Es decir, una persona que quizás quiera participar en una conversación pero no está seguro de si lo escucharán o no, quizás no hable y adopte esta postura del mismo modo que la adoptaría otra persona que quizás no tiene mucho tiempo y espera impaciente que los demás acaben su comida para salir del restaurante.

Más cosas… si este gesto lo utiliza una persona que está intentando conseguir un trato, o quizás está participando en una conversación en la que se ha de llegar a un acuerdo, quiere decir que no le están convenciendo demasiado los argumentos que se están presentando, y si la persona que adopta esta postura es la misma que ofrece los argumentos, será porque piensa negativamente y cree que sus propios argumentos no van a convencer a los demás.

Ya sea que las manos unidas vayan acompañadas de otros gestos negativos o positivos (como una sonrisa), la postura sigue teniendo el mismo significado.

Al igual que sucede con otros gestos, como por ejemplo con el gesto del ganador, la altura a la que se colocan las manos unidas pudiera indicar el nivel de intensidad de las emociones, esto quiere decir que una persona sentada que tenga las manos unidas a la altura de la cabeza sentirá más frustración, ansias o negatividad que una persona que en la misma situación tenga las manos unidas sobre la mesa o en el regazo.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Tres formas distintas de dar la mano: dominación, sumisión o igualdad.

El apretón de manos de igualdad.

A menudo utilizamos el gesto de dar al mano cuando conocemos a alguien por primera vez, cuando cerramos un acuerdo o cuando saludamos a una persona que ya conocemos, entre otras cosas. En realizar este gesto utilizamos aproximadamente entre  1 y 4 segundos, sin embargo, en un espacio de tiempo tan corto podemos saber mucho acerca de dos personas que se estén dando la mano, podemos saber algo acerca de sus personalidades, acerca de qué piensan sobre sí mismos y también acerca de qué tipo de relacion hay entre ambos; esto último es lo que vamos a analizar ahora.

En terminos generales, el apretón de manos puede hacerse de muchas formas, sin embargo, hay un detalle que nos desvelará mucho acerca de la persona que da o recibe la mano, es la inclinación de la palma de la mano. Dependiendo de si la palma de la mano que está ofreciendo una persona está hacia arriba, hacia abajo, o vertical, tendrá un significado diferente:

Apretón de manos dominante: Cuando una persona ofrece la mano con la palma hacia abajo, quiere decir que esa persona es dominante o que quiere dominarnos. Normalmente este tipo de apretón de manos lo hacen personas que se creen superiores a los demás o que realmente lo son, por ejemplo, el jefe de un departamento siempre intentará dar un apretón de manos dominante a sus empleados, igual que lo haría un rey (de hecho, los reyes y reinas antiguos extendían la mano con la palma hacia abajo de forma exagerada, para que un súbdito pudiera besarle la mano mientras se agachaba en señal de sumisión).

Este hombre ofrece la mano de forma sumisa.

El apretón de manos sumiso: Es el contrario al apretón de manos dominante, es decir, cuando se ofrece la mano, la palma queda ligeramente inclinada hacia arriba. El apretón de manos sumiso muchas veces se hace de forma obligada, sobretodo cuando la otra persona ya te ha tendido al mano de forma dominante, sin embargo hay muchas personas que lo hacen porque se consideran inferiores o para otorgarle más autoridad a la otra persona. Las mujeres en muchas ocasiones ofrecen la mano de forma sumisa para recalcar su feminidad o en algunas culturas de forma inconsciente otorgandole más autoridad al hombre.

El apretón de manos de igualdad: Es cuando las dos palmas de las manos quedan justamente en posición vertical. Este apretón de manos lo usan personas del mismo estatus social o personas que compiten para darse entre sí un apretón de manos dominante, en el que al final hay un juego de poder donde lo más probable es que ninguno de los dos gane y las dos palmas acaben en esta posición.

Imagenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

La mano hacia la cara, un indicio de la mentira perfeccionado con la edad.

Los niños suelen taparse la boca despues de mentir

Llevarse la mano a la cara puede ser un indicio de que la persona que está hablando está mintiendo. Lo más común es llevarse la mano o uno de los dedos a la boca, como si supieramos que las palabras que pronunciamos son falsas e intentaramos con la mano impedir que salgan. Sin embargo, los años hacen este gesto cada vez más indetectable, ya que con el tiempo lo vamos perfeccionando o disimulando. Cuando un niño pequeño cuenta una mentira a sus padres, es posible que se lleve las dos manos a la cara y se tape con ellas la boca después de contar la mentira (igual que el reflejo que tienen muchas personas al gritar), eso podría ser un claro indicio de que lo que ha contado el niño a sus padres era mentira o no todo era completamente cierto.

Para recordar el significado de esta reacción natural, se suele ilustrar con una persona que cuando hay algo no quiere ver, se tapa los ojos con las manos para evitar que le lleguen las imagenes, cuando hay algo que no quiere oir, se tapa los oidos para evitar que le lleguen los sonidos o las palabras, y cuando no quiere decir nada malo, se tapa la boca para impedir que salgan las palabras. Así recordaremos que cuando una persona se lleva la mano a la cara (ya sea la boca, la oreja o el ojo), puede significar que no cree o no quiere creer lo que está viendo o escuchando, o.. tal vez, que las palabras que está diciendo no son ciertas e intenta con la mano impedir que salgan.

La persona que no quiere ver, no quiere oir, y no quiere hablar, se tapa la parte necesaria con las manos. Con el tiempo, disimulamos el gesto haciendolo solo con una mano y menos visible.

Sin embargo, con la edad, tendemos a disimular este gesto. A los 15 años cuando un joven cuenta una mentira, ya no se llevará las dos manos a la boca para taparla, sino que se llevará una sola mano y se tocará la comisura de los labios con un dedo. A los 30 años una mujer seguirá teniendo el gesto involuntario de llevarse la mano a la cara al mentir, pero será capaz de “controlarlo” para que la mano vaya a rascarse un ojo o la nariz, en vez de la boca. Y un anciano de 70 años quizás lo haya disimulado aún más y lleve la mano hasta su oreja, para hacer como si se rascara, cuando miente.

Así es que cuando mentimos, el gesto involuntario es levantar el brazo y llevar una o ambas manos hacia la cara, sin embargo, con el tiempo adquirimos la capacidad de disimular ese gesto involuntario y cambiar el lugar hacia donde se dirige nuestra mano, quizás hacia el cuello, la comisura de la boca, la barbilla, la nariz, un ojo, la sien, el pelo o hacia una oreja.

Imagenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

La posición de la cara en bandeja.

La cara en bandeja

La posición de la cara en bandeja nos indica que la persona que la realiza se siente atraida por alguien que está necesariamente cerca, tal vez sentado justo enfrente, quizás en la misma mesa o en algunas ocasiones en la misma sala. Esto es así ya que cuando se le pone a alguien la cara en bandeja lo que se busca es que esa persona pueda contemplar bien la cara y los rasgos faciales de quien la hace, y generar así más poder de atracción.

Se trata de poner las dos manos juntas (una palma sobre el dorso de la otra o los dedos entrelazados) y situar la cara sobre ellas, de esta forma, tal como indica el nombre de la postura, estamos ofreciendo nuestra cara en bandeja a otra persona. Para la posición de la cara en bandeja es necesario tener un sitio de apoyo o estar sentado y, aunque para realizar esta postura solo hacen falta las manos, muy a menudo suele ir acompañada de una sonrisa, un parpadeo más continuado de lo normal, o la cara levemente inclinada hacia alguno de los lados.

Algunas variantes de la postura de la cara en bandeja.

Las caracteristicas de esta postura es que solo suelen utilizarla mujeres y hombres homosexuales, hay alguna variación en cuanto a la forma en que se ponen las manos bajo la cara, por ejemplo, las manos podrían estar hacia afuera de modo que se juntasen las muñecas y la cara se sostuviera con las palmas de las manos (aunque esta posición es mucho más evidente, y es más común utilizarla cuando se está enamorado y escuchando atentamente a otra persona), de cualquier forma hay que prestar mucho cuidado a esto ya que si lo que hacemos es apoyar la cabeza sobre las manos o sobre un puño cerrado, tendrá connotaciones negativas, así que para estar seguro de que es la postura de la cara en bandeja, las manos deberán estar extendidas y la cara sobre ellas, no apoyada totalmente en ellas.

Imagenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

El gesto del ganador.

El partido está durando más de lo normal, los jugadores están agotados y ansiosos de terminar, de repente uno de los dos jugadores golpea la pelota con la raqueta dandole un efecto inesperado que el otro jugador no se espera y cuando la pelota efectua su segundo golpe en el suelo, el primer jugador gana la partida. Justo en ese momento, ni antes ni después, el jugador efectua un gesto que le indica al público y a él mismo que ha conseguido la victoria. Ese gesto es el gesto del ganador.

El gesto del ganador

La postura del ganador es una expresión física no verbal que surge cuando una persona obtiene una victoria, un logro, o llega a su objetivo ( es decir, en el ejemplo pusimos a un jugador en un partido de tenis, pero también podría efectuarlo un joven al que acaban de devolverle su examen de matemáticas en el que observa que tiene un aprobado), el gesto consiste en flexionar el brazo con el puño cerrado (la palma hacia arriba) y hacer con él un rápido movimiento de arriba a abajo. El gesto del ganador puede ir acompañado por palabras efusivas (¡si!, ¡toma!, ¡bien!, ¡por fin!) y/o por otros gestos ,como levantar a la vez la rodilla contraria al brazo.

Así mismo, la intensidad del gesto influirá en el modo de expresarlo, por ejemplo la persona que lo hace con los dos brazos indica más intensidad que la que lo hace con uno solo. También, mientras más alto estén los puños en la postura, más intensidad revelarán. Otras variantes que en las que podemos ver más intensidad de lo normal son por ejemplo cuando la persona cae al suelo de rodillas a la vez que hace el gesto, igualmente, hacer el gesto del ganador repetidas veces durante varios segundos también indica más intensidad de la normal.

Nadal haciendo el gesto del ganador con distintas intensidades.

La intensidad de la postura puede marcarla varios factores, uno de ellos es el grado de preparación para conseguir el objetivo (como los meses de entrenamiento de un atleta antes de la carrera) o la creencia a tener pocas posibilidades de obtener lo que se quiere (como cuando juegas mal una partida y parece que vas a quedar en el último lugar).

Una aclaración es que este gesto es unilateral, es decir, siempre que vemos este gesto significa que alguien ha conseguido su objetivo, sin embargo, no todo el que consigue su objetivo realiza este gesto. Tampoco debemos confundir el gesto del ganador con el gesto de la victoria (los dedos indice y corazón extendidos en forma de “V”), la diferencia entre ambos es que el gesto del ganador se efectua solo durante los instantes después de conseguir el logro (pasados unos 5 o 10 segundos ya no tiene sentido hacerlo), mientras que el gesto de la victoria se puede efectuar durante un largo periódo de tiempo después de haber ganado (por ejemplo los deportistas lo usan a menudo después del partido o la carrera para expresar a todo el mundo que ellos ganaron, ya sea para despertar efusividad en los fans o para salir como ganadores en las fotografías que se toman después).

Etiquetas: , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 3 de 4 « 1  2  3  4 »