Estás en: Inicio >Posts Tagged ‘gestos

Las manos unidas: Ansia, negatividad o frustración.

Las manos unidas

Cuando vemos a una persona con la posición de las manos unidas, es decir, las dos manos juntas, ya sea con la palma de una en el dorso de la otra o con los dedos de las dos manos entrelazados, quizás genere en nosotros la idea de que esa persona está segura de sí misma, sobretodo cuando la postura va acompañada de una sonrisa, sin embargo… las investigaciones demuestran que su significado está lejos de ser ese.

El gesto de las manos unidas revela represión, ansia, o negatividad. Es decir, una persona que quizás quiera participar en una conversación pero no está seguro de si lo escucharán o no, quizás no hable y adopte esta postura del mismo modo que la adoptaría otra persona que quizás no tiene mucho tiempo y espera impaciente que los demás acaben su comida para salir del restaurante.

Más cosas… si este gesto lo utiliza una persona que está intentando conseguir un trato, o quizás está participando en una conversación en la que se ha de llegar a un acuerdo, quiere decir que no le están convenciendo demasiado los argumentos que se están presentando, y si la persona que adopta esta postura es la misma que ofrece los argumentos, será porque piensa negativamente y cree que sus propios argumentos no van a convencer a los demás.

Ya sea que las manos unidas vayan acompañadas de otros gestos negativos o positivos (como una sonrisa), la postura sigue teniendo el mismo significado.

Al igual que sucede con otros gestos, como por ejemplo con el gesto del ganador, la altura a la que se colocan las manos unidas pudiera indicar el nivel de intensidad de las emociones, esto quiere decir que una persona sentada que tenga las manos unidas a la altura de la cabeza sentirá más frustración, ansias o negatividad que una persona que en la misma situación tenga las manos unidas sobre la mesa o en el regazo.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Primer test del lenguaje corporal.

Estaba pensando hacer un poco mas entretenido esto de analizar los gestos, así que he hecho un pequeño test de 10 preguntas sobre lo que ya he escrito en el blog. He intentado hacerlo fácil, con imagenes y respuestas sencillas, y aunque por ahora las preguntas tienen un nivel de dificultad muy básico, mientras vaya escribiendo artículos nuevos intentaré hacer nuevos tests con más dificultad y más preguntas, así que por ahora os dejo éste para que repaseis lo que ya sabeis…

Actualización: Si después de hacer este test te ha parecido sencillo, ahora también puedes hacer el 2º Test de Lenguaje Corporal, con más preguntas y un nivel de dificultad medio, haciendo click aquí:  2º Test de Lenguaje Corporal

 

Hacer el Test Básico de Lenguaje Corporal 

.

Etiquetas: , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Bajar la cabeza y levantar la vista: una buena técnica de seducción.

La cara hacia abajo y la mirada levantada.

Para las mujeres, esta es una postura que puede ayudarlas a la hora de seducir a un hombre. Se trata de bajar la cabeza levemente manteniendo la mirada hacia los ojos de la otra persona. Pero.. ¿Qué hace que esta postura haga a la mujer más llamativa para los hombres?

El secreto reside en varios factores, primero.. al bajar la cabeza la mujer deja descubierto el cuello, sobretodo si baja la cabeza un poco ladeada (como en la foto de abajo), esto hace que el hombre pueda observar esa parte “sensible” de la mujer, dando la impresión de que a ella no le importa estar indefensa ante él, lo que a su vez genera confianza.

Por otra parte al mantener la mirada alta y fija en la otra persona, la mujer aumenta los rasgos que son propios de la niñez, es decir, los niños pequeños siempre tienen que levantar la vista para mirar a otra persona, así que al hacerlo la mujer genera una sensación de paternidad en los hombres que hace que tengan la necesidad de protegerla, como harían con un niño pequeño.

Cuando bajamos la cara y miramos hacia arriba, nuestros rasgos parecen los de un niño, generando una reacción de paternidad.

Por último, otro rasgo que hace más agradables a las mujeres cuando hacen este gesto, es que al mirar hacia arriba, los ojos se hacen sensiblemente más grandes, lo que algunas veces  es bastante perceptible y otras veces no es visible a simple vista, pero como ya sabemos, el cerebro capta todas esas señales de todos modos.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Los tres estados de observación.

Si nos gusta analizar los gestos de las personas, debemos tener en cuenta que una misma persona puede comportarse de varias formas distintas dependiendo de las circunstancias, en concreto se puede comportar de tres formas distintas:

En nuestro primer día de trabajo actuamos como si estuvieramos siendo observados.

Siendo observada: La persona sabe con total seguridad que alguien la está observando, así que se comportará y hará gestos y posturas de forma forzada, no naturales. Esto ocurre en varias situaciones, por ejemplo cuando alguien entra en su primer día de trabajo o cuando su jefe está cerca se comportará como si hiciera mucho trabajo y tuviese mucho que hacer, o durante el cortejo, el hombre o la mujer se comportará de la forma más apropiada para gustarle a la otra persona.

Probablemente siendo observada: Este comportamiento lo tiene la persona que sabe que aunque parece que no haya nadie mirandola directamente, existe la posibilidad de que alguien la observe en un determinado momento o alguien pueda estar observandola sin que ella tenga constancia. Ejemplos de personas que se sienten probablemente observadas son una chica que camina por una calle vacía pero que sabe que alguien podría estar mirandola desde una ventana, o una mujer que está en un mercado donde cada uno está atento a sus cosas pero alguien podría mirarla en un determinado momento.

Solo cuando estamos a solas nos comportamos de forma natural.

No siendo observada: Esta forma de comportarse la tienen las personas que creen que están absolutamente a solas o que no es probable que nadie las mire, por ejemplo los conductores a menudo se comportan de esta manera, ya que al estar en el vehículo lo perciben como un espacio personal y por ello se comportan de forma más natural (y a veces desde el vehiculo de al lado vemos como el otro conductor se está urgando la nariz pensando que no está siendo observado). Las personas también se comportan de forma “no siendo observadas” cuando están con alguien con quien tienen mucha confianza, como por ejemplo con amigos muy allegados o con su pareja.

En definitiva, lo que queremos decir que es al observar a una persona debemos tener mucho cuidado a la hora de interpretar los gestos y el lenguaje corporal, ya que una persona que crea que está siendo observada no se comportará igual que si pensara que probablemente alguien la mirará, pero sobre todo, si de verdad queremos saber cómo es una persona, tendremos que observarla cuando esté en el estado de “no siendo observada”, ya que es solo en ese estado en el que las personas se comportan de manera natural, siendo ellas mismas.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

La mano hacia la cara, un indicio de la mentira perfeccionado con la edad.

Los niños suelen taparse la boca despues de mentir

Llevarse la mano a la cara puede ser un indicio de que la persona que está hablando está mintiendo. Lo más común es llevarse la mano o uno de los dedos a la boca, como si supieramos que las palabras que pronunciamos son falsas e intentaramos con la mano impedir que salgan. Sin embargo, los años hacen este gesto cada vez más indetectable, ya que con el tiempo lo vamos perfeccionando o disimulando. Cuando un niño pequeño cuenta una mentira a sus padres, es posible que se lleve las dos manos a la cara y se tape con ellas la boca después de contar la mentira (igual que el reflejo que tienen muchas personas al gritar), eso podría ser un claro indicio de que lo que ha contado el niño a sus padres era mentira o no todo era completamente cierto.

Para recordar el significado de esta reacción natural, se suele ilustrar con una persona que cuando hay algo no quiere ver, se tapa los ojos con las manos para evitar que le lleguen las imagenes, cuando hay algo que no quiere oir, se tapa los oidos para evitar que le lleguen los sonidos o las palabras, y cuando no quiere decir nada malo, se tapa la boca para impedir que salgan las palabras. Así recordaremos que cuando una persona se lleva la mano a la cara (ya sea la boca, la oreja o el ojo), puede significar que no cree o no quiere creer lo que está viendo o escuchando, o.. tal vez, que las palabras que está diciendo no son ciertas e intenta con la mano impedir que salgan.

La persona que no quiere ver, no quiere oir, y no quiere hablar, se tapa la parte necesaria con las manos. Con el tiempo, disimulamos el gesto haciendolo solo con una mano y menos visible.

Sin embargo, con la edad, tendemos a disimular este gesto. A los 15 años cuando un joven cuenta una mentira, ya no se llevará las dos manos a la boca para taparla, sino que se llevará una sola mano y se tocará la comisura de los labios con un dedo. A los 30 años una mujer seguirá teniendo el gesto involuntario de llevarse la mano a la cara al mentir, pero será capaz de “controlarlo” para que la mano vaya a rascarse un ojo o la nariz, en vez de la boca. Y un anciano de 70 años quizás lo haya disimulado aún más y lleve la mano hasta su oreja, para hacer como si se rascara, cuando miente.

Así es que cuando mentimos, el gesto involuntario es levantar el brazo y llevar una o ambas manos hacia la cara, sin embargo, con el tiempo adquirimos la capacidad de disimular ese gesto involuntario y cambiar el lugar hacia donde se dirige nuestra mano, quizás hacia el cuello, la comisura de la boca, la barbilla, la nariz, un ojo, la sien, el pelo o hacia una oreja.

Imagenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 3 de 4 « 1  2  3  4 »