Estás en: Inicio >Posts Tagged ‘cara

El dedo en la boca, opiniones no expresadas.

Tiene una opinión distinta de lo que escucha.

A veces estamos hablando con alguien y mientras nos escucha pone esta postura. La vemos en muchos sitios, en los debates políticos, en reuniones, discursos o en la calle en una conversación entre dos personas, pero hay una cosa en común en todas estas situaciones: la persona que pone el dedo en la boca es siempre la que escucha.

La verdad es que si uno lo piensa, esa afirmación es obvia, nadie hablaría con el dedo puesto en la boca, pero no es ese el motivo por el que siempre es la persona que escucha la que hace esta postura, el verdadero motivo es que está guardando información, pero, al contrario que con el gesto de  llevarse la mano hacia la cara, este no tiene la connotación de estar mintiendo.

Lo que la mayoría de las veces hace que una persona use este gesto es no tener la oportunidad de hablar, la persona que lo utiliza tiene su propia opinión de lo que se está hablando y le gustaría expresarla, pero quizás no pueda hacerlo (quizás forme parte de un público que escucha un discurso o simplemente no quiera interrumpir a la persona que está hablando), sea como sea, lo más probable es que la persona que se pone el dedo en la boca tenga una opinión distinta o contraria a la que está escuchando, y simbólicamente pone el dedo en sus labios, haciendo un esfuerzo por retener las palabras en su boca mientras escucha.

La lección práctica que podemos sacar sobre este gesto es que si estamos hablando con alguien y vemos que pone el dedo en la boca mientras nos escucha, quizás debamos hacer una pausa para que pueda hablar, o podríamos directamente preguntarle “y tú.. ¿qué opinas?”, y así poder saber su punto de vista, ya que de lo contrario, puede que incluso nunca nos diga lo que está pensando, quizás por no interrumpirnos o por no querer expresar una opinión distinta a la nuestra.

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Los músculos de los ojos nos ayudan a detectar si una sonrisa es falsa o sincera.

Una chica sonriente

Cuando una persona sonríe, solo puede ser por dos motivos, o está contenta, o quiere aparentar estar contenta. No nos preguntaremos por qué sonreimos cuando estamos contentos, ya que es una reacción natural a la felicidad y a la diversión, sin embargo, puede haber circunstancias en las que tengamos que recurrir a la otra opción, aparentar estar felices, contentos o divirtiéndonos, ya sea para no desagradar a un jefe que hace chistes muy malos, para no interrumpir a un amigo que nos está contando una de “sus historias”, etc.. etc..

Pues bien, gracias al lenguaje corporal podemos saber mediante varios gestos y expresiones si una persona está “aparentando” estar contenta, o por el contrario, si su felicidad es sincera. Ahora, en concreto, nos fijaremos en los párpados y en los músculos que rodean a los ojos.

En la cara hay dos clases de músculos que se utilizan cuando sonreimos, unos se llaman zigomáticos mayores y son los que tiran de las comisuras de los labios hacia atrás y levantan las mejillas, y los otros son los orbicularis oculi que se encargan de mover y tirar de los músculos que hay alrededor de los ojos, tapandolos parcialmente, estirándolos o creando pequeñas arrugas en sus extremos, que son las patas de gallo.

Los músculos cigomáticos mayores se pueden emplear de manera consciente para provocar una sonrisa, los orbicularis oculis solo se utilizan inconscientemente cuando la sonrisa es sincera.

Explico los nombres de estos dos conjuntos de músculos porque en la práctica funcionan de forma independiente y son los que podrían indicarnos si la sonrisa es falsa o verdadera. Es decir, el conjunto de músculos formado por los zigomáticos mayores pueden ser controlados de forma consciente, así es que una persona que quiera conscientemente parecer contenta, utilizará estos músculos para tensar los labios y tirar de las comisuras de la boca hacia atrás para así enseñar los dientes y crear una sonrisa; sin embargo los orbicularis oculi se utilizan de forma inconsciente, dando como resultado un estiramiento de piel bajo los ojos, unas arrugas en los bordes y un hundimiento leve de los extremos de las cejas.

Puede ocurrir el caso de que alguien utilice los músculos zigomáticos mayores de forma muy intensa y se levanten mucho las mejillas, dando la sensación de que los músculos de alrededor de los ojos también se mueven o arrugan, así que hay que prestar mucha atención, cuando la sonrisa es verdadera, el párpado cae levemente, los extremos de las cejas se hunden hacia abajo, y a los lados de los ojos se crean arrugas. Esto, por supuesto, puede ser casi imperceptible en algunas personas y en otras ser perfectamente visible.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Fotoanalisis #001

Resumen de lo más destacado:

Él tiene la cabeza hacia delante, las dos manos levantadas y semicerradas tocandose los pulgares con los dedos. Esto puede indicar que la discusión ha comenzado hace ya algún tiempo y ha llegado para él a un momento de tensión donde una explicación tranquila no sirve, por eso utiliza su cuerpo inclinado hacia delante y sus manos para darle más intensidad a sus palabras, está atacandola con sus gestos.

Ella tiene rasgos faciales propios de la preocupación, la indignación o del repudio, está erguida y con los brazos cruzados. Está obligada a ponerse a la defensiva. Lo que él le está diciendo evidentemente no le gusta o no está de acuerdo, ya que está creando una barrera entre él y ella misma utilizando el cruce de brazos, por lo que descartamos la preocupación (en ese caso ella no crearía una barrera, sino un vínculo), sigue mirandolo a los ojos y derecha, por lo que podemos suponer que lo que él le está diciendo no va contra ella o en cualquier caso no la hace sentir culpable, más bien tendría el pensamiento de “cómo puedes decir eso?” o “cómo pudiste hacer eso?”, así que inclina la balanza hacia la indignación.

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Bajar la cabeza y levantar la vista: una buena técnica de seducción.

La cara hacia abajo y la mirada levantada.

Para las mujeres, esta es una postura que puede ayudarlas a la hora de seducir a un hombre. Se trata de bajar la cabeza levemente manteniendo la mirada hacia los ojos de la otra persona. Pero.. ¿Qué hace que esta postura haga a la mujer más llamativa para los hombres?

El secreto reside en varios factores, primero.. al bajar la cabeza la mujer deja descubierto el cuello, sobretodo si baja la cabeza un poco ladeada (como en la foto de abajo), esto hace que el hombre pueda observar esa parte “sensible” de la mujer, dando la impresión de que a ella no le importa estar indefensa ante él, lo que a su vez genera confianza.

Por otra parte al mantener la mirada alta y fija en la otra persona, la mujer aumenta los rasgos que son propios de la niñez, es decir, los niños pequeños siempre tienen que levantar la vista para mirar a otra persona, así que al hacerlo la mujer genera una sensación de paternidad en los hombres que hace que tengan la necesidad de protegerla, como harían con un niño pequeño.

Cuando bajamos la cara y miramos hacia arriba, nuestros rasgos parecen los de un niño, generando una reacción de paternidad.

Por último, otro rasgo que hace más agradables a las mujeres cuando hacen este gesto, es que al mirar hacia arriba, los ojos se hacen sensiblemente más grandes, lo que algunas veces  es bastante perceptible y otras veces no es visible a simple vista, pero como ya sabemos, el cerebro capta todas esas señales de todos modos.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

La dirección de la mirada: ¿Estamos recordando, inventando o reflexionando?

Recordando una imagen

Nuestro cerebro hace algunas cosas verdaderamente interesantes y sorprendentes, una de ellas tiene que ver con el lenguaje corporal y en concreto con los ojos. Ya sea que estemos hablando, reflexionando o estando en silencio, por nuestra cabeza están pasando constantemente imagenes, sonidos y recuerdos, y éstos, muchas veces tienen una repercusión directa en los ojos, o mejor dicho en la mirada.

Cuando estamos pensando en una imagen, un sonido o un recuerdo, nuestros ojos van dirigidos hacia un lugar en concreto dependiendo de varias cosas, por ejemplo si estamos inventando la imagen se moverán para un sitio distinto de si la estamos recordando, y lo mismo pasa con los sonidos, las reflexiones o los sentimientos. Pero mejor que una explicación extensa acerca de qué significa cada lugar al que se mira, utilizaremos una imagen para ilustrarlo de forma sencilla, de manera que después sea más fácil de recordar.

Cada lugar al que se dirige la mirada significa una cosa distinta

Un problema acerca de interpretar la dirección de la mirada es que cuando estás hablando con alguien, la dirección hacia donde se mueven los ojos a veces es muy dificil de detectar, ya que puede durar un fragmento de segundo y ser casi imperceptible. Sin embargo hay otras ocasiones en que el recuerdo o la invención de las imagenes o sonidos es más intensa y los ojos se quedan situados a un lado u otro durante quizás un segundo o dos.

Un lugar idóneo para poder ejercitarse para analizar la dirección de la mirada es el concurso que se emite en España llamado “Pasapalabra”, aunque de hecho muchos concursos de televisión son buenos para ver este tipo de gestos, este es especialmente bueno porque la cámara enfoca directamente al concursante de frente mientras se le hacen preguntas de varios estilos, haciendo especialmente fácil ver hacia dónde se dirigen los ojos cuando están pensando la respuesta.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 1 de 2  1  2 »