Topmente: Descifrando los gestos y el lenguaje corporal - Part 9


¿Somos todos iguales?

A menudo nos encontramos en la vida diaria frases en las mujeres como “todos los hombres sois iguales”,  en los hombres “todas las mujeres son iguales”, y en otras ocasiones se afirma que todos los seres humanos somos iguales. Pero… ¿realmente somos todos iguales? En realidad, analizar esta pregunta tiene mucho que ver con la psicología y el lenguaje corporal, porque si la respuesta es negativa tendríamos que estudiar a 7.000.000.000 de personas a fin de conocer algo sobre la gente que vive en nuestro planeta, y si la respuesta es positiva, quiere decir que estudiando a un solo individuo podríamos conocer a todos los demás. Para aclarar esto, veamos un ejemplo sencillo:

Hay una fruta que particularmente se utiliza con dos fines, me refiero a la naranja. La naranja tiene multitud de especies que ofrecen distintos sabores y texturas, pero incluso dentro de la misma especie, cada naranja de cada arbol y de cada rama sabe de manera distinta cuando la comemos, así.. podríamos decir que todas son naranjas pero tienen un sabor diferente. Pero.. digamos que elegimos varias naranjas de distintas especies y árboles y hacemos un zumo de naranja, evidentemente su sabor será a naranja.

Cada naranja tiene un sabor distinto, pero el zumo tiene un solo sabor, la esencia de los sabores de todas las naranjas con las que está hecho.

Esto nos ayuda a contestar la pregunta que nos hicimos anteriormente. En realidad, todos los seres humanos tenemos en esencia el mismo “sabor”, que es igual para cualquier persona sea hombre o mujer en cualquier parte del planeta, pero… al igual como con las naranjas, los seres humanos también tenemos “especies” que podrían ser las culturas, “árboles” distintos que podrían ser los paises y “ramas” diferentes que podrían ser las personalidades, y mientras más cerca estén dos personas de la misma rama, árbol y especie, más se parecerán en su forma de pensar o actuar.

Por supuesto, todos tenemos cosas en común que facilitan el estudio de la psicología y en concreto del lenguaje corporal, sin embargo, para llegar a conocer a una persona en concreto, lo único que se puede hacer es “probar” a esa persona como haríamos con una naranja en particular si quisiesemos saber cuál es su sabor individual y no el del zumo, es decir, nos tendríamos que centrar en la persona de la cual queremos saber más.

Etiquetas: , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

El efecto Clever Hans, o cómo responder correctamente a una pregunta sin saber la respuesta.

Clever Hans, de donde este efecto toma su nombre, era el nombre de un caballo, en español este caballo se llamaba Hans el listo, y es necesario conocer su historia para saber qué es el efecto Clever Hans..

Sobre el año 1900, un hombre llamado Wilhelm von Osten, decidió comprar un caballo con el fin de adiestrarlo para poder hacer funciones matemáticas tales como sumar, restar, multiplicar o dividir. Le enseñó a dar la respuesta a las funciones mediante golpes de patas, de modo que si le preguntaba cuánto eran 2×3, daba seis golpes con la pata. Pues bien, su adiestramiento fue un éxito y no sólo aprendió esas cosas, también podía dar la hora, decir la fecha, leer y deletrear, entre otras cosas. En poco tiempo Clever Hans llegó a hacerse realmente famoso en su época…

Sin embargo, muchos pensaron que podría tratarse de un fraude y que el entrenador o alguien del público podría estar dándole las respuestas correctas, así que sometieron al caballo a varios experimentos para comprobar su autenticidad, de modo que quitaron al público, aislaron al caballo, cambiaron al entrenador, cambiaron las preguntas, y sin embargo Clever Hans seguía dando respuestas satisfactorias, al menos hasta cierto momento, dónde una prueba reveló lo que realmente estaba ocurriendo: Clever Hans solo era capaz de dar la respuesta correcta (casi un 90% de las veces) cuando la persona que le hacía la pregunta sabía la respuesta, por otra parte, si la persona que le preguntaba no conocía la respuesta, solo acertaba un 6% de las veces. Así es, el caballo se servía del lenguaje corporal de la personas presentes para saber cuándo debía parar de dar golpes con la pata; mediante la tensión muscular, el sostener el aire en los pulmones unos segundos, el levantar la cabeza, apretar los puños, sonreir, abrir un poco más los ojos de lo normal y otros gestos, las personas presentes le “decían” al caballo cuándo parar.

El efecto Clever Hans tuvo gran repercusión y fue probado en otros animales y también en humanos, dando resultados positivos en ambos casos, y, lo que resulta más curioso, es que esos gestos son mayormente involuntarios, algunas pruebas en las que las personas que sabían la respuesta intentaban ocultar o no mostrar gestos cuando la otra persona o animal llegaba a la respuesta correcta, evidenciaron que aún así eran reconocibles en la mayoría de ellos.

En la Wikipedia puedes ver un articulo completo sobre Cleaver Hans y su efecto.

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Cómo ganarse la confianza de los demás por medio de los problemas.

Desde pequeños, nuestro deseo es agradar a las personas que nos rodean, que nos consideren sus amigos, y que confien en nosotros, de hecho, muchas personas no soportan la idea de llevarse mal siquiera con un desconocido. Por eso, con el paso de los años vamos pensando formas de acercarnos a los demás, vistiendo como ellos, hablando como ellos, leyendo las mismas cosas, interesandonos por los mismos temas, y todo ésto para estar más unidos a las personas que nos gusta tener cerca.

Sin embargo, hay ocasiones en las que acercarse a otra persona se hace una misión imposible, ya sea porque sus gustos son totalmente distintos, porque en el pasado pasó algo entre esa persona y tú, o porque simplemente se llevó una mala primera impresión tuya y desde entonces no puede ni verte. ¿La solución? Aunque parezca increible, la solución está en los problemas. Sí.. tanto en tus problemas como en los problemas de la persona de quien te quieres ganar su confianza.

Entonces, ¿qué hacer cuando queremos ganarnos la confianza de una persona? Tenemos dos opciones.

1.Intentar que nos cuente sus problemas. Está demostrado que cuando una persona le cuenta los problemas a otra, el vínculo que tiene con esa persona aumenta, también aumenta su confianza, y como consecuencia, hay un acercamiento entre ambas partes. Aunque esta opción es muy eficaz, puede resultar bastante dificil ya que si no eres una persona hábil no podrás hacer que otra persona te cuente sus problemas de una manera tan fácil. Así que recurrimos a la segunda opción.

2.Contarle nuestros problemas. Ese vínculo del que hablabamos antes es recíproco, es decir, cuando alguien cuenta sus problemas se unen más las dos personas, y.. aunque  es verdad que la persona que aumenta su confianza en la otra es la que cuenta sus problemas, ésto tiene también su función inversa, cuando le contamos nuestros problemas a los demás, es más fácil que al final nos acaben contando también los suyos, porque la confianza genera confianza, así, de ésta forma llegaremos a la opción 1.

Evidentemente tenemos que tener mucho cuidado con esto, ya que contarle nuestros problemas a algunas personas puede acabar siendo un grave error en algunos casos, al igual que puede acabar en fracaso total el intentar convencer a alguien de que te cuente sus problemas; pero.. si somos pacientes y lo hacemos con tacto, seguro que obtenemos resultados.

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Lenguaje corporal. Conceptos básicos.

Cuando uno se interesa por la comunicación no verbal, y comienza a consultar obras especializadas sobre el tema, se dará cuenta de que todos los prólogos son parecidos, en ellos se desmienten mitos, se aclaran dudas, se dan avisos o se da énfasis a las cosas que sí son ciertas; aquí vamos a ver cuales son las cosas básicas que hay que saber sobre el lenguaje corporal antes de comenzar a estudiarlo.

1. No se pueden leer los gestos de forma aislada. Lo más importante, y lo que más se recalcará siempre, es que el lenguaje corporal es igual que el lenguaje hablado, hay palabras, silencios y signos de puntación que darán significado a una frase completa. Por ejemplo, la palabra “banco” se puede utilizar para distintos significados, y dependiendo de las circunstancias en las que se diga y de las palabras que la estén acompañando, significará una u otra cosa (“Voy a ir banco” cuando hay un asiento cerca, o “Voy a ir al banco” cuando hay una entidad bancaria cerca). Igualmente, un gesto o una expresión facial puede tener varios significados dependiento de las circunstancias y de otros gestos que lo acompañen (meter las manos en los bolsillos puede significar frío, mentira o desconfianza), así, cuando leemos un conjunto de gestos y expresiones faciales en una persona, estamos formando una frase que tendrá un significado correcto.

Hay que analizar todos los gestos juntos y bajo el contexto en el que se hacen

2. Nadie puede controlar todas sus expresiones corporales. Es común pensar que alguien que entienda mucho sobre el tema del lenguaje corporal sea capaz de controlar todos sus gestos y todas sus expresiones para su beneficio (para hacer creer una mentira a los demás, para estrechar lazos más fuertes, para caerle bien a los demás, etc..), sin embargo, ésto es físicamente imposible, ya que muchos de los gestos y expresiones las hacemos de forma involuntaria. Quizás una persona entendida pudiera hacer muchos gestos de forma consciente, como enseñar las palmas de las manos al hablar o ajustar la posición de sus pies, pero para una persona no es posible controlar cosas tales como la dilatación de la pupila, algunos tic’s, la contracción de músculos, y algunos otros gestos o microgestos que el ser humano hace de forma natural. Por tanto, no existe el perfecto mentiroso, el perfecto vendedor, o el perfecto infiel.

3. Conocer mucho sobre la comunicación no verbal no te separa del resto de las personas. Hay veces en las que podemos pensar que saber mucho sobre alguien haría que nos alejaramos de él, por ejemplo, si pudiesemos leer la mente y los pensamientos de todas las personas, podría hacer que no nos quisiesemos acercar a ellas.. muchas personas tienen pensamientos negativos, mienten, sienten desprecio por otras personas, angustia, dolor.. y es cierto que cuando estudiamos el lenguaje corporal, podemos ver esos sentimientos en otras personas aunque no nos lo comuniquen, pero.. ¿y si alguien nos mintiese descaradamente y supiesemos que nos cuenta una mentira? seguramente eso nos haría mucho daño. Pero.. mirandolo por otro lado, en realidad el estudio de lenguaje corporal nos acerca a las personas, no es como si fueran un objeto de estudio, más bien, es con quienes interactuamos, podemos ver sus acciones y reacciones, y utilizar lo que sabemos para hacer que se sientan más cómodos, para hacer que estén más felices, para solucionarle problemas que no quieren contar, en fin.. el lenguaje corporal puede hacer que las personas disfruten con nuestra compañía y realmente la aprecien.

4. El lenguaje corporal es más fiable que el lenguaje oral. Por lo general, cuando una persona habla, su cuerpo se adapta a la conversación y a la vez que va soltando palabras, su cuerpo se ocupa de expresarse físicamente para darle más significado a lo que dice. El cuerpo, por tanto, está muy relacionado con lo que decimos, sin embargo no está unido, es decir.. podemos comunicarnos mediante el habla sin tener que ver cómo nos movemos, y también podemos comunicarnos mediante expresiones físicas y faciales sin tener que hablar, las dos cosas son viables. Sin embargo, cuando las palabras están en oposición directa a las expresiones corporales, son las expresiones corporales las que tienen mayor valor, así.. cuando una persona está mintiendo, controla sus palabras para hacer creer a otros su historia, mientras su cuerpo sabe la verdad acerca de esa historia, y nos cuenta lo que realmente ocurrió.

5. Hay que saber de dónde es la persona para poder estudiar su lenguaje corporal. Evidentemente, todos somos humanos y hay funciones del lenguaje corporal que son exactamente iguales para todas las personas del planeta. Por otra parte, la cultura tiene un papel fundamental en el estudio de la comunicación no verbal. Muchas personas estudiosas del tema están de acuerdo que la cultura influye en un porcentaje significativo en la forma en que las personas expresan sus sentimientos, emociones y pensamientos. Por poner dos ejemplos, en Nueva York las personas suelen tener poco contacto físico incluso con familiares, y en China no suelen mostrar sus emociones en público;  así.. no podemos leer de la misma forma las expresiones faciales de una persona occidental a las de una persona oriental, como tampoco podemos sacar la misma información de la forma que tienen de andar en francia, que la forma que tienen de andar en una tribu de sudáfrica.

Etiquetas: , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 9 de 9  « first  ... « 5  6  7  8  9 
?>