Los músculos de los ojos nos ayudan a detectar si una sonrisa es falsa o sincera.

Una chica sonriente

Cuando una persona sonríe, solo puede ser por dos motivos, o está contenta, o quiere aparentar estar contenta. No nos preguntaremos por qué sonreimos cuando estamos contentos, ya que es una reacción natural a la felicidad y a la diversión, sin embargo, puede haber circunstancias en las que tengamos que recurrir a la otra opción, aparentar estar felices, contentos o divirtiéndonos, ya sea para no desagradar a un jefe que hace chistes muy malos, para no interrumpir a un amigo que nos está contando una de “sus historias”, etc.. etc..

Pues bien, gracias al lenguaje corporal podemos saber mediante varios gestos y expresiones si una persona está “aparentando” estar contenta, o por el contrario, si su felicidad es sincera. Ahora, en concreto, nos fijaremos en los párpados y en los músculos que rodean a los ojos.

En la cara hay dos clases de músculos que se utilizan cuando sonreimos, unos se llaman zigomáticos mayores y son los que tiran de las comisuras de los labios hacia atrás y levantan las mejillas, y los otros son los orbicularis oculi que se encargan de mover y tirar de los músculos que hay alrededor de los ojos, tapandolos parcialmente, estirándolos o creando pequeñas arrugas en sus extremos, que son las patas de gallo.

Los músculos cigomáticos mayores se pueden emplear de manera consciente para provocar una sonrisa, los orbicularis oculis solo se utilizan inconscientemente cuando la sonrisa es sincera.

Explico los nombres de estos dos conjuntos de músculos porque en la práctica funcionan de forma independiente y son los que podrían indicarnos si la sonrisa es falsa o verdadera. Es decir, el conjunto de músculos formado por los zigomáticos mayores pueden ser controlados de forma consciente, así es que una persona que quiera conscientemente parecer contenta, utilizará estos músculos para tensar los labios y tirar de las comisuras de la boca hacia atrás para así enseñar los dientes y crear una sonrisa; sin embargo los orbicularis oculi se utilizan de forma inconsciente, dando como resultado un estiramiento de piel bajo los ojos, unas arrugas en los bordes y un hundimiento leve de los extremos de las cejas.

Puede ocurrir el caso de que alguien utilice los músculos zigomáticos mayores de forma muy intensa y se levanten mucho las mejillas, dando la sensación de que los músculos de alrededor de los ojos también se mueven o arrugan, así que hay que prestar mucha atención, cuando la sonrisa es verdadera, el párpado cae levemente, los extremos de las cejas se hunden hacia abajo, y a los lados de los ojos se crean arrugas. Esto, por supuesto, puede ser casi imperceptible en algunas personas y en otras ser perfectamente visible.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Nuevo tema en Topmente: Grafología.

Estudio grafológico

He empezado a interesarme un poco por el mundo de la grafología para saber cuánto de cierto o falso hay en los analisis que se hacen de forma grafológica, y por ahora estoy viendo que tiene bastante lógica, y también que tiene mucho que ver con el lenguaje corporal y con la psicología, ya que la forma de movernos, el estado de ánimo y lo que estamos pensando cuando escribimos, se ve reflejado en la forma en que escribimos.

Por lo tanto, he visto conveniente que como ya hay una pequeña sección de psicología básica para complementar el analisis del lenguaje corporal en algunos puntos, también pueda ser útil una sección de grafología para llegar a comprender mejor a las personas de las que queremos saber más. Así que a partir de ahora, mientras yo mismo voy estudiando este tema, iré escribiendo de vez en cuando artículos sobre lo más destacado que vaya viendo.

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

¿Quieres saber cómo se siente contigo? Invade su espacio personal.

El espacio personal

En la sociedad hay unas reglas no escritas que definen a cuánta distancia debemos situarnos de otras personas para estar cómodos, esta distancia puede variar entre 15 y 150 centímetros dependiendo de las circunstancias y el entorno, aunque también se puede medir en pasos, inhodoros, asientos, etc.. (para ilustrarlo, podemos hacer que otra persona se sienta incómodo andando demasiado cerca de ella, sentándonos en el asiento contigüo del cine estando la sala vacía, o en el caso de los hombres, utilizando el inhodoro más próximo habiendo otros libres).

Bien, pero lo que nos concierne es cómo saber cuándo hemos invadido el espacio personal de alguien, y es que cada persona puede expresar que se ha invadido su espacio de una forma distinta, o no expresarlo. Es decir, la mayoría de las veces que entremos en el espacio personal de alguien, no habrá respuesta verbal, sino que tendremos que observar el lenguaje corporal para saber si estamos demasiado cerca, así, veremos gestos como desviar la mirada lo más lejos posible de la persona que invade el espacio, cubrirse algunas partes del cuerpo quizás juntando las manos, tocarse zonas de la cara para interponer el codo entre la otra persona y ella misma, posturas como cruzarse de brazos o de piernas para crear una barrera psicológica y/o un cambio radical en el tema de conversación si lo hubiera.

Así pues, hemos visto todos estos gestos de incomodidad que hace una persona cuando alguien invade su espacio personal, entonces ahora podemos volver a la pregunta del principio. ¿Cómo puedo saber cómo se siente conmigo? En este caso el truco será ir acercandote poco a poco, de manera que esa persona pueda determinar que vas a entrar en su espacio personal de forma inminente, y luego.. pues observar los gestos, si llegas a situarte dentro de su espacio personal y permanecer en él durante algún tiempo sin ver en esa persona ninguno de los gestos y posturas de incomodidad que hemos descrito antes, enhorabuena, esa persona se siente cómoda y tiene confianza contigo.

PD: Usar solo con personas conocidas y con cierto nivel de afinidad, si esto se hace con  una persona desconocida, en el 99% de las veces generará una primera impresión negativa y de rechazo hacia nosotros que podría permanecer incluso durante años.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Las manos en los bolsillos: Su uso para mentir, ocultar detalles o para no participar en una conversación.

Manos en los bolsillos

Hace poco hablabamos de cómo generabamos la sensación de confianza y sinceridad cuando mostrabamos las palmas de las manos, en realidad, mostrar las manos ya es una forma de comunicar que lo que decimos tiene algún valor, pero ahora veremos el efecto que causa hacer lo contrario, es decir, ocultar las manos metiendolas en los bolsillos.

Meter las manos en los bolsillos, como todos gestos, tiene varios significados, pero se puede resumir en las tres cosas que contiene el título, es decir, para mentir, para ocultar detalles, o para no participar en una conversación. Pongamos unos ejemplos para aclarar estos tres puntos:

Un hombre llega a la oficina, donde hay tres compañeros de pie teniendo una conversación, él va y se queda junto a ellos, también de pie y al llegar, mete las manos en los bolsillos. Bien, si no está hablando es evidente que podríamos llegar a la conclusión de que no está mintiendo, puesto que no está diciendo nada, así que en este caso simplemente está demostrando que no tiene nada que decir y no va a participar en la conversación. Si por el contrario entrara en la conversación pero siguiera con las manos en los bolsillos, pudiera estar mintiendo o no contando todos los detalles de la historia.

Las manos en los bolsillos generalmente indican que se está mintiendo, ocultando algún detalle o que no se quiere participar en la conversación.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Las neuronas espejo. Conceptos básicos.

Una neurona

Las neuronas espejo se descubrieron hace mucho tiempo en los primates, y aunque es cierto que en el ser humano no ha sido todavía posible comprobar que esta neurona exista, se le llama “neuronas espejo” a las neuronas que se activan cuando imitamos o reflejamos los gestos, posturas o movimientos que hacen los demás.

En el estudio del lenguaje corporal estas “neuronas espejo” son muy importantes, ya que son las culpables de muchos de los efectos que tienen en nosotros los gestos y el lenguaje corporal de los demás, así como también influyen en lo que los demás sienten o perciben sobre nosotros, ya que por lo general, nos sentiremos más cómodos con las personas que hagan gestos y posturas parecidas a las nuestras, y nos sentiremos incómodos o distanciados de las personas que utilicen gestos y posturas diferentes.

En lineas generales, las “neuronas espejo” influyen tanto en el lenguaje corporal que sus efectos son perceptibles hasta en las microexpresiones. Por poner un ejemplo, si pasamos mucho tiempo con una persona con la que nos sentímos cómodos y nos agrada, no solo acabaremos por “reflejar” sus gestos y sus posturas, también podríamos llegar a andar de la misma forma, pestañear a la vez e incluso dilatar la pupila al mismo tiempo.

La neurona espejo es la culpable de que adoptemos los mismos gestos y posturas que los demás, incluso que acabemos andando a la vez que ellos, de modo que parezcamos un reflejo.

El efecto espejo se puede utilizar voluntariamente para muchas cosas, tanto buenas como malas, como generar confianza o desconfianza, distanciamiento o acercamiento, para parecer iguales o para que se nos vea diferentes, para provocar comodidad o angustia, etc.. pero ya hablaremos de las diferentes utilidades que se le puede dar al efecto espejo en el lenguaje corporal, por ahora solo quería explicar lo básico.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 3 de 9 « 1  2  3  4  5 » ...  last » 
?>