Tres formas distintas de dar la mano: dominación, sumisión o igualdad.

El apretón de manos de igualdad.

A menudo utilizamos el gesto de dar al mano cuando conocemos a alguien por primera vez, cuando cerramos un acuerdo o cuando saludamos a una persona que ya conocemos, entre otras cosas. En realizar este gesto utilizamos aproximadamente entre  1 y 4 segundos, sin embargo, en un espacio de tiempo tan corto podemos saber mucho acerca de dos personas que se estén dando la mano, podemos saber algo acerca de sus personalidades, acerca de qué piensan sobre sí mismos y también acerca de qué tipo de relacion hay entre ambos; esto último es lo que vamos a analizar ahora.

En terminos generales, el apretón de manos puede hacerse de muchas formas, sin embargo, hay un detalle que nos desvelará mucho acerca de la persona que da o recibe la mano, es la inclinación de la palma de la mano. Dependiendo de si la palma de la mano que está ofreciendo una persona está hacia arriba, hacia abajo, o vertical, tendrá un significado diferente:

Apretón de manos dominante: Cuando una persona ofrece la mano con la palma hacia abajo, quiere decir que esa persona es dominante o que quiere dominarnos. Normalmente este tipo de apretón de manos lo hacen personas que se creen superiores a los demás o que realmente lo son, por ejemplo, el jefe de un departamento siempre intentará dar un apretón de manos dominante a sus empleados, igual que lo haría un rey (de hecho, los reyes y reinas antiguos extendían la mano con la palma hacia abajo de forma exagerada, para que un súbdito pudiera besarle la mano mientras se agachaba en señal de sumisión).

Este hombre ofrece la mano de forma sumisa.

El apretón de manos sumiso: Es el contrario al apretón de manos dominante, es decir, cuando se ofrece la mano, la palma queda ligeramente inclinada hacia arriba. El apretón de manos sumiso muchas veces se hace de forma obligada, sobretodo cuando la otra persona ya te ha tendido al mano de forma dominante, sin embargo hay muchas personas que lo hacen porque se consideran inferiores o para otorgarle más autoridad a la otra persona. Las mujeres en muchas ocasiones ofrecen la mano de forma sumisa para recalcar su feminidad o en algunas culturas de forma inconsciente otorgandole más autoridad al hombre.

El apretón de manos de igualdad: Es cuando las dos palmas de las manos quedan justamente en posición vertical. Este apretón de manos lo usan personas del mismo estatus social o personas que compiten para darse entre sí un apretón de manos dominante, en el que al final hay un juego de poder donde lo más probable es que ninguno de los dos gane y las dos palmas acaben en esta posición.

Imagenes:  Photoxpress



  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us



Escribe un comentario