Estás en: Inicio >Archivos para ‘Psicología básica’ Category

El 81% de los usuarios de las webs de citas miente para ligar.

Internet ofrece a las personas la posibilidad de mentir más fácilmente ya que no se ve a la otra persona para comprobar la veracidad de sus palabras, en este caso en concreto, los que mienten son los que buscan pareja. Las personas tratan de resaltar o disimular algunas cualidades y redondear sus edades hacia arriba. Mientras que ellos tienen tendencia a ponerse unos centimetros de más en altura, ellas prefieren quitarse unos kilos de peso. Pero mentir en una web de citas puede no ser la mejor opción si en el encuentro cara a cara no quieres que haya malentendidos…

-Ver articulo completo-

Etiquetas: , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

¿Somos todos iguales?

A menudo nos encontramos en la vida diaria frases en las mujeres como “todos los hombres sois iguales”,  en los hombres “todas las mujeres son iguales”, y en otras ocasiones se afirma que todos los seres humanos somos iguales. Pero… ¿realmente somos todos iguales? En realidad, analizar esta pregunta tiene mucho que ver con la psicología y el lenguaje corporal, porque si la respuesta es negativa tendríamos que estudiar a 7.000.000.000 de personas a fin de conocer algo sobre la gente que vive en nuestro planeta, y si la respuesta es positiva, quiere decir que estudiando a un solo individuo podríamos conocer a todos los demás. Para aclarar esto, veamos un ejemplo sencillo:

Hay una fruta que particularmente se utiliza con dos fines, me refiero a la naranja. La naranja tiene multitud de especies que ofrecen distintos sabores y texturas, pero incluso dentro de la misma especie, cada naranja de cada arbol y de cada rama sabe de manera distinta cuando la comemos, así.. podríamos decir que todas son naranjas pero tienen un sabor diferente. Pero.. digamos que elegimos varias naranjas de distintas especies y árboles y hacemos un zumo de naranja, evidentemente su sabor será a naranja.

Cada naranja tiene un sabor distinto, pero el zumo tiene un solo sabor, la esencia de los sabores de todas las naranjas con las que está hecho.

Esto nos ayuda a contestar la pregunta que nos hicimos anteriormente. En realidad, todos los seres humanos tenemos en esencia el mismo “sabor”, que es igual para cualquier persona sea hombre o mujer en cualquier parte del planeta, pero… al igual como con las naranjas, los seres humanos también tenemos “especies” que podrían ser las culturas, “árboles” distintos que podrían ser los paises y “ramas” diferentes que podrían ser las personalidades, y mientras más cerca estén dos personas de la misma rama, árbol y especie, más se parecerán en su forma de pensar o actuar.

Por supuesto, todos tenemos cosas en común que facilitan el estudio de la psicología y en concreto del lenguaje corporal, sin embargo, para llegar a conocer a una persona en concreto, lo único que se puede hacer es “probar” a esa persona como haríamos con una naranja en particular si quisiesemos saber cuál es su sabor individual y no el del zumo, es decir, nos tendríamos que centrar en la persona de la cual queremos saber más.

Etiquetas: , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Cómo ganarse la confianza de los demás por medio de los problemas.

Desde pequeños, nuestro deseo es agradar a las personas que nos rodean, que nos consideren sus amigos, y que confien en nosotros, de hecho, muchas personas no soportan la idea de llevarse mal siquiera con un desconocido. Por eso, con el paso de los años vamos pensando formas de acercarnos a los demás, vistiendo como ellos, hablando como ellos, leyendo las mismas cosas, interesandonos por los mismos temas, y todo ésto para estar más unidos a las personas que nos gusta tener cerca.

Sin embargo, hay ocasiones en las que acercarse a otra persona se hace una misión imposible, ya sea porque sus gustos son totalmente distintos, porque en el pasado pasó algo entre esa persona y tú, o porque simplemente se llevó una mala primera impresión tuya y desde entonces no puede ni verte. ¿La solución? Aunque parezca increible, la solución está en los problemas. Sí.. tanto en tus problemas como en los problemas de la persona de quien te quieres ganar su confianza.

Entonces, ¿qué hacer cuando queremos ganarnos la confianza de una persona? Tenemos dos opciones.

1.Intentar que nos cuente sus problemas. Está demostrado que cuando una persona le cuenta los problemas a otra, el vínculo que tiene con esa persona aumenta, también aumenta su confianza, y como consecuencia, hay un acercamiento entre ambas partes. Aunque esta opción es muy eficaz, puede resultar bastante dificil ya que si no eres una persona hábil no podrás hacer que otra persona te cuente sus problemas de una manera tan fácil. Así que recurrimos a la segunda opción.

2.Contarle nuestros problemas. Ese vínculo del que hablabamos antes es recíproco, es decir, cuando alguien cuenta sus problemas se unen más las dos personas, y.. aunque  es verdad que la persona que aumenta su confianza en la otra es la que cuenta sus problemas, ésto tiene también su función inversa, cuando le contamos nuestros problemas a los demás, es más fácil que al final nos acaben contando también los suyos, porque la confianza genera confianza, así, de ésta forma llegaremos a la opción 1.

Evidentemente tenemos que tener mucho cuidado con esto, ya que contarle nuestros problemas a algunas personas puede acabar siendo un grave error en algunos casos, al igual que puede acabar en fracaso total el intentar convencer a alguien de que te cuente sus problemas; pero.. si somos pacientes y lo hacemos con tacto, seguro que obtenemos resultados.

Etiquetas: , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 2 de 2 « 1  2