Estás en: Inicio >Archivos para ‘Psicología básica’ Category

Repetir la pregunta para ganar tiempo para contestar.

La mayoría de las veces cuando alguien nos hace una pregunta no necesitamos pararnos a meditar la respuesta ni a pensar en ella, por el contrario, nuestro cerebro hace en milésimas de segundo las operaciones necesarias para fabricar o pensar en la respuesta a una pregunta, sin embargo, hay veces que una pregunta nos pilla por sorpresa y el cerebro tarda un poco más en buscar o fabricar esa respuesta, en este caso muchas veces de forma automática volvemos a repetir la misma pregunta que nos han hecho, intentando así ganar unos segundos de tiempo mientras respondemos.

¿Estará ganando unos segundos para recordar la respuesta… o para inventarla?

Pero… ¿por qué repetimos la misma pregunta? Podríamos simplemente quedarnos callados mientras pensamos la respuesta, de todos modos será solo 1 o 2 segundos lo que tardemos, sin embargo, usamos la repetición de la pregunta por dos razones: Primera, porque quizás sepamos la respuesta pero necesitemos un momento para pensarla. A ninguno nos gusta parecer tontos o parecer que tenemos poco conocimiento, y eso es precisamente lo que pensamos que parecemos si no respondemos a una pregunta de forma rápida. Por ejemplo, los niños usan mucho esta técnica cuando un profesor les hace una pregunta. -¿Jaime, cuánto es ocho por ocho?, -¿ocho por ocho? 64. La segunda razón puede deberse a que la respuesta no está en nuestra cabeza, es decir, tenemos que inventar o fabricar una respuesta (por ejemplo cuando mentimos acerca de dónde hemos estado), y para eso también usamos la repetición de la pregunta, este método nos hace ganar unas centésimas de segundo para que la otra persona no se dé cuenta de que estamos pensando qué decir. -¿Qué has hecho esta mañana? -¿Esta mañana? No he salido de casa.

Etiquetas: , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Fotoanalisis #002

 Lo más destacado: Puede verse claramente el enfado de la chica rubia de la derecha, lo podemos ver principalmente en su cara, es decir, tiene cara de enfadada, pero.. ¿y si estuviera de espaldas, podríamos deducir que está enfadada? Lo podríamos ver por tres cosas, la primera, tiene el brazo cruzado, eso hace que se sienta más segura mientras se está enfrentando a 4 personas; segundo, su forma de poner la mano al hablar, con la palma y los dedos abiertos (recordemos que mostrar en los gestos formas abruptas o en forma de pico, como poner los codos hacia afuera, suele ser mala señal). Y tercero, la forma en que las otras cuatro personas la están escuchando. Todos tienen una actitud de estar recibiendo una reprimenda, aunque por sus caras y por sus posturas podríamos decir que ninguno de los 4 está de acuerdo con lo que ella está diciendo. Lo más lógico es pensar que ellos 4 han hecho algo que le ha molestado a la mujer, sin embargo ella le está hablando directamente a uno, quizás piense que es el organizador, o por el contrario, el más debil del grupo. En sus caras podemos ver más cosas, por ejemplo, el chico al que le habla quizás piense que él tiene razón, pero sus rasgos faciales y la postura (brazos hacia abajo y hombros caidos) parecen indicar que también cree que ella tenga razón en lo que dice, desde mi punto de vista parece que se siente un poco mal porque sabe que en realidad los dos tienen razón. Sin embargo el chico de verde tiene una postura más ergida, más militar, con los brazos agarrados a la espalda, parece que más bien escucha por respeto, pero no está de acuerdo. La chica de rojo gira un poco la cabeza, muestra así que está escuchando la conversación y que la está entendiendo, con su postura intenta hacer que la mujer enfadada piense que es comprendida, también tiene las manos cruzadas, parece que tiene algo que añadir a la conversación pero está esperando impaciente su turno. Por último el chico de negro, también con las manos en la espalda, aunque más alejado de la conversación y también mostrando respeto, le podemos ver una ligera sonrisa, por lo que parece que no se siente culpable ni tampoco apoya a la mujer en lo que dice; si tuviera que apostar, diría que está apunto de entrar en al conversación con lo que él piensa que puede ser un buen argumento. Para más información y aclaraciones, ver abajo los comentarios de “Katrina Saiz”

Etiquetas: , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Las dos formas de la mentira: Ocultar y Falsear.

Una de las definiciones que podríamos dar de la mentira es la siguiente: “No comunicar un asunto a una persona que tiene el derecho de saberlo“. Así.. un joven mentirá a sus padres si les dice que estuvo con un amigo en vez de con otro, y un periodista le mentirá a su jefe si le dice que no recuerda dónde puso la redacción que debió haber entregado hace una hora. En los dos casos se utilizó el método de ocultar y falsear para mentir.

Ocultando la realidad: Se trata simplemente de no comunicar lo que uno sabe. Por lo general, la persona que no quiere que los demás sepan la verdad utilizará el método de “ocultar la verdad”, ya que este es relativamente fácil y tiene algunas ventajas, por ejemplo.. la persona que oculta la verdad no tiene que crear historias ni datos falsos, por consiguiente, no tiene que tener cuidado en recordar los datos inventados para poder comunicarlos de nuevo en el futuro. Esta forma de mentir algunas personas no la consideran tan moralmente incorrecta como el falseamiento, ya que no se distorsiona la verdad ni se comunica datos falsos, y lo argumentan diciendo: “si solo comunico cosas que son ciertas y no digo nada falso, no estoy haciendo nada malo“.

Falseando la realidad: Esta forma de la mentira se utiliza cuando no es suficiente ocultar la verdad, o cuando hay que complementar el ocultamiento para que una persona no llegue a la conclusión de que se le oculta algo. El falseamiento va un paso más allá que el ocultar, ya que en este caso sí hay que inventar o distorsionar la realidad para hacer creer a otra persona algo que no es cierto, e implica ciertas responsabilidades.. como por ejemplo retener los datos ficticios en la memoria para volver a contarlos cada vez que alguien requiera esa información o el hecho de que se descubra por otras fuentes una verdad que contradiga lo que se falsea.

El joven del ejemplo anterior ocultó que estaba con un amigo del que los padres desconfiaban, pero no era suficiente con ocultar, ya que los padres inquerían de él una respuesta para saber con quién había estado, así que tuvo que falsear los datos y decirles que había estado con el amigo en quien los padres sí confiaban. En el otro ejemplo sucede lo mismo, el periodista pudo ocultar durante una hora que todavía no había terminado la redacción, pero cuando su jefe le preguntó sobre la misma, se vio obligado a falsear la realidad para que su jefe no le instigara.

Etiquetas: , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Si lo que quieres es hablar más con alguien… no te sientes a su lado.

Varias personas entran en un restaurante, cuando una persona los recibe y le indica en qué mesa pueden sentarse, se inicia el típico juego de sillas para elegir (la mayoría de las veces sin hablar) dónde se sentará cada uno. Lo normal es que los novios, las parejas de casados, los amigos íntimos o las personas con afinidades comunes se sienten una justo al lado de la otra, sin embargo, esta es una posición que desde el punto de vista psicológico y corporal deberíamos evitar.

El estudio de los analisis de muchas conversaciones en las que las personas están sentadas en este tipo de disposición demuestra que las personas que hablan menos entre sí son las que están sentadas justo al lado unas de otras, por el contrario, la persona con quien se intercambia el mayor número de conversaciones es con la que cada uno tiene enfrente.

Se inician conversaciones con más frecuencia con las personas que tenemos justo enfrente que con las que están sentadas a nuestro lado

La imagen muestra de forma ilustrativa los resultados obtenidos de los analisis; las flechas indican el mayor número de frecuencia con que iniciaron conversaciones las personas sentadas en los asientos 1, 2 y 3 hacia las personas A, B y C. Esto, por supuesto no significa que las personas que están sentadas justo al lado nunca hablen, solo muestra que la frecuencia con la que se le habla a las otras personas es mayor. Por otra parte, si hubiese personas sentadas en los asientos X, su mayor frecuencia de conversación sería con A1 y C3, respectivamente.

Etiquetas: , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us

Los tres estados de observación.

Si nos gusta analizar los gestos de las personas, debemos tener en cuenta que una misma persona puede comportarse de varias formas distintas dependiendo de las circunstancias, en concreto se puede comportar de tres formas distintas:

En nuestro primer día de trabajo actuamos como si estuvieramos siendo observados.

Siendo observada: La persona sabe con total seguridad que alguien la está observando, así que se comportará y hará gestos y posturas de forma forzada, no naturales. Esto ocurre en varias situaciones, por ejemplo cuando alguien entra en su primer día de trabajo o cuando su jefe está cerca se comportará como si hiciera mucho trabajo y tuviese mucho que hacer, o durante el cortejo, el hombre o la mujer se comportará de la forma más apropiada para gustarle a la otra persona.

Probablemente siendo observada: Este comportamiento lo tiene la persona que sabe que aunque parece que no haya nadie mirandola directamente, existe la posibilidad de que alguien la observe en un determinado momento o alguien pueda estar observandola sin que ella tenga constancia. Ejemplos de personas que se sienten probablemente observadas son una chica que camina por una calle vacía pero que sabe que alguien podría estar mirandola desde una ventana, o una mujer que está en un mercado donde cada uno está atento a sus cosas pero alguien podría mirarla en un determinado momento.

Solo cuando estamos a solas nos comportamos de forma natural.

No siendo observada: Esta forma de comportarse la tienen las personas que creen que están absolutamente a solas o que no es probable que nadie las mire, por ejemplo los conductores a menudo se comportan de esta manera, ya que al estar en el vehículo lo perciben como un espacio personal y por ello se comportan de forma más natural (y a veces desde el vehiculo de al lado vemos como el otro conductor se está urgando la nariz pensando que no está siendo observado). Las personas también se comportan de forma “no siendo observadas” cuando están con alguien con quien tienen mucha confianza, como por ejemplo con amigos muy allegados o con su pareja.

En definitiva, lo que queremos decir que es al observar a una persona debemos tener mucho cuidado a la hora de interpretar los gestos y el lenguaje corporal, ya que una persona que crea que está siendo observada no se comportará igual que si pensara que probablemente alguien la mirará, pero sobre todo, si de verdad queremos saber cómo es una persona, tendremos que observarla cuando esté en el estado de “no siendo observada”, ya que es solo en ese estado en el que las personas se comportan de manera natural, siendo ellas mismas.

Imágenes:  Photoxpress

Etiquetas: , , , , , ,

  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg
  • Del.icio.us
 Página 1 de 2  1  2 »